Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sito Pons quiere volver a MotoGP con un piloto español

El ex piloto aspira a la 24ª plaza de la parrilla del 2017 para competir con un equipo satélite como en los 90

Termas de Rio Hondo
Alex Rins, piloto del equipo de Moto2 de Pons, en el circuito de Termas.
Alex Rins, piloto del equipo de Moto2 de Pons, en el circuito de Termas. EFE

Sito Pons quiere volver a MotoGP. Hace unos 20 años que logró que pilotos de un equipo satélite subieran al podio de vez en cuando y lograran victorias. Tipos con nombre propio, claro. Àlex Crivillé o Alex Barros, por ejemplo. Y quiere volver a intentarlo, ahora que los equipos satélite parece que van a tener, de nuevo, posibilidades de acercarse algo más a los oficiales si sus motos las llevan buenas manos. “Creemos que nuestro equipo está preparado para dar el salto”, dice Pons en declaraciones a EL PAÍS entre el tumulto que se vive en el paddock del circuito de Termas de Río Hondo. Hay una plaza vacante en la parrilla del 2017, que tendrá 24 motos, y Sito ya ha hecho la solicitud pertinente a Dorna, organizadora del Mundial.

Si finalmente sube, lo haría con los mismos patrocinadores con los que compite actualmente en Moto2, a saber, fundamentalmente Páginas Amarillas, HP y los 40 Principales. En lo que está trabajando todavía es en la elección de la moto, pues su equipo sería uno de los llamados satélite y entraría en la parrilla con una montura procedente de alguna de las estructuras oficiales, muy probablemente KTM, aunque él prefiere no desvelar la fábrica con la que lo hará. KTM es otra de las novedades del 2017: la parrilla actual tiene 21 motos y con la llegada de la nueva fábrica serían 23, 24 para redondear el cupo.

Si vamos a MotoGP no lo hacemos para estar, es para intentar ser protagonistas de la categoría

Sito Pons, director del equipo Páginas Amarillas HP40

Pons tiene que fichar también todavía a su piloto para MotoGP, aunque el perfil lo tiene claro: “Me gustaría que fuera español. Una de las bases de nuestro equipo es subir pilotos españoles al Mundial, para que crezcan y sean campeones del Mundo, lo hemos conseguido en Moto2. Sería un paso más si consiguiéramos hacerlo en MotoGP y un paso previo para que finalmente accedieran a un equipo oficial”, afirma. Las negociaciones ya han comenzado. De hecho, intentará (dice) que Alex Rins, su piloto en Moto2, gane el Mundial y suba a la categoría reina, preferiblemente con su equipo. Y aunque no lo dice, se sabe que también ha contactado con otros como Pol Espargaró.

Habrá que esperar para conocer el proyecto definitivo. “Está embastado, pero en absoluto hemos profundizado en él al 100% porque necesitamos la certeza de que tendremos la plaza. Y eso no depende de nosotros, depende de Dorna, IRTA (la asociación de equipos del Mundial) y la Federación Internacional de Motociclismo (FIM)”, recuerda.

Pons despide a Barros tras ocho años con el West Honda Pons al final de la temporada 2003.
Pons despide a Barros tras ocho años con el West Honda Pons al final de la temporada 2003.

Pons tiene competencia: Cecchinello, Forward y un proyecto con capital suizo, aunque Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, afirmaba en declaraciones al diario AS que el español tenía posibilidades de volver a la categoría reina: “Su proyecto puede ser interesante, su escudería ya estuvo en el campeonato doce años y logró, además, buenos resultados, ganó muchas carreras”.

Y Sito concluye: “Si vamos a MotoGP no lo hacemos para estar, es para intentar ser protagonistas de la categoría y tener un proyecto que sea lo suficientemente consistente a nivel técnico y deportivo. Eso es lo que permite el nuevo reglamento técnico, además, es posible desde el punto de vista económico”. Pons aspira a combinar el proyecto actual de Moto2 con el de MotoGP, aunque quizá cambie algo el modelo y el equipo de la categoría intermedia tenga que reducirse de los dos pilotos con los que cuenta hoy en día a solo uno. “Todavía no lo hemos decidido, está por ver cómo lo hacemos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información