Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Keylor pone su estrella en el camino a Rusia 2018

El portero del Real Madrid debuta con Costa Rica en esta fase clasificatoria

Navas, en un partido del Madrid.
Navas, en un partido del Madrid. AFP

Keylor Navas ya era un fuera de serie en la selección de Costa Rica, pero este es otro nivel. El portero del Real Madrid, bañado en loas por su papel sobresaliente en Liga y Champios, estrena su carta de fama mundial como mayor referente del combinado costarricense en el camino que este viernes emprende con la mira puesta en el Mundial de Rusia 2018.

Con un juego de visita ante la selección de Jamaica, este viernes en Kingston, el guardameta madridista debuta en la ruta clasificatoria y se une a sus compañeros dirigidos por Óscar El machillo Ramírez, con el objetivo de entrar en la hexagonal final de la eliminatoria mundialista. En la mente de la selección costarricense está triunfar ante los “reggae boyz” en su casa, como lo hicieron en 2013 cuando obtuvieron el boleto a Brasil 2014, toda una vitrina dichosa para los centroamericanos.

La escuadra costarricense viaja a Jamaica confiada en un Navas cotizado al alza, en su pico de rendimiento desde la llegada al Real Madrid, titular indiscutible y endulzado en sus oídos por las aclamaciones que discurren por las graderías del Santiago Bernabéu. Es segura su alineación en Kingston el viernes y en San José el martes, como base de la estructura que perdura en el combinado tico después del desempeño sorprendente en Brasil, donde llegó a cuartos de final con el notable aporte del ágil portero de 28 años.

Lo hace Navas junto a Giancarlo González (Palermo), Celso Borges (Deportivo), Joel Campebell (Arsenal) y Bryan Ruiz (Sporting Lisboa), como principales líderes de la escuadra tica. Lo hace en el mismo estadio jamaiquino donde ganaron el billete mundialista para 2014 y tres años después de un juego especial dentro del expediente psicológico del futbol costarricense. Se trata de un partido jugado contra Estados Unidos en la ciudad de Denver a pesar de una fuerte nevada, con un adverso 0-1 y el orgullo herido de los ticos de cara a su eliminatoria mundialista.

Costa Rica llega en esta ocasión con el inevitable cartel de favorito, después de vencer a Haití y Panamá, pero sobre todo por el antecedente de Brasil 2014. Después de todo, lleva en su cuadro figuras consolidadas en el futbol europeo y a un Navas exultante. Ahora sí tiene la cabeza para la convocatoria y no hay en el paisaje lesiones o molestias que pongan en entredicho la disposición del Real Madrid de cederlo a la Selección, como sí ocurrió el año pasado. Esta vez viene completo y aguzado, como reporta el entrenador de porteros de la Selección, Luis Gabelo Conejo.

Este es un mejor Keylor, concluyen los comentaristas locales del fútbol y quizás los aficionados que lo esperaban en masa el lunes al llegar al aeropuerto en San José. Los federativos se han visto obligados a reforzar la seguridad por la presencia del portero merengue, quien a pesar de todo sabe concentrarse en lo suyo. Es uno de sus puntos fuertes y pretende ratificarlo ante Jamaica, un rival que considera “muy difícil”, por la potencia y dinamismo que caracteriza a los caribeños.

Resultados favorables contra los jamaiquinos en el juego de ida del viernes y de vuelta el martes bastarían a los ticos para mantenerse en los seis clasificados para la fase final de la eliminatoria. México y Estado Unidos también llevan camino avanzado. Keylor podría entonces sentirse con el deber cumplido y retornar a España, donde le espera el clásico contra el Barcelona el sábado siguiente. Pero esa es otra historia en el planificador mental del portero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información