Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorenzo: “Renovar era la única opción que Rossi tenía”

Yamaha ofreció seguir en el equipo a sus dos pilotos al mismo tiempo, pero solo el italiano aceptó de inmediato

Valentino Rossi, en el circuito de Losail.
Valentino Rossi, en el circuito de Losail. EFE

A pesar de que Jorge Lorenzo sorprendió con sus declaraciones en el circuito de Phillip Island, en plena pretemporada, cuando afirmó que su intención era renovar el contrato con Yamaha antes de que comenzara la temporada, este domingo en Qatar (19.00, Movistar MotoGP), el que ha firmado su renovación antes del inicio del Mundial ha sido su compañero de equipo, Valentino Rossi. Según explicó Lin Jarvis, director de Yamaha Motor Racing, la petición de Lorenzo obligó a la fábrica japonesa a ponerse las pilas: “Le preparamos nuestra mejor oferta”. Así lo confirmó el entorno del piloto español este sábado: “Es la mejor oferta que ha tenido en su carrera deportiva”. Y la tiene sobre la mesa desde este martes. Pero no la ha firmado.

“Ha decidido tomarse más tiempo”, concedió Jarvis, que entendió que lo más correcto era que los dos pilotos de Yamaha tuvieran preparada una oferta al mismo tiempo. Lorenzo tuvo lo que quería, pero Rossi, que no había mostrado tanta urgencia, recibió el mismo trato que el campeón. Y él no se lo pensó tanto. De hecho, ni siquiera necesitó una fecha límite para la firma –como sí tiene su colega– “porque hubo una confirmación inmediata”, asume Jarvis.

Para irse a Ducati hay que tener coraje, se necesitan un par de cojones, así que creo que al final se quedará en Yamaha

Valentino Rossi, piloto de Yamaha

Ahora, es Lorenzo quien debe decidir dónde debe estar su futuro. Con Yamaha ya no existe negociación posible: “Esperamos que nos elija a nosotros. Le hemos hecho una gran oferta, pero si otro le da más, no podemos hacer nada”, insistía el director del equipo. Lorenzo no tiene ninguna otra oferta, “todavía”, apuntan en su círculo. Pero es el campeón y quizá alguien, Ducati, por ejemplo, se interese por él. A eso espera el mallorquín. Ahora, es él el que decidirá cuándo devuelve el contrato a Yamaha y si lo firma o no.

De momento una cuestión de tempos ha bastado para que el Mundial arranque con más tensión (todavía) de la que se esperaba en este primer gran premio de la temporada. “Creo que por lo que había ocurrido en el pasado con otras marcas y por la edad que tiene (a saber, 37) era lo mejor que [Rossi] podía hacer y prácticamente la única opción que tenía. Yo estoy en una situación diferente. Soy el actual campeón del mundo y estoy entre los dos más rápidos de MotoGP. Ya tenía un gran contrato, seguramente el mejor de la parrilla, y Yamaha hace una semana me puso sobre la mesa otro contrato que era incluso mejor. Aún así por la posición de fuerza en la que estoy he decidido esperar”, dijo Lorenzo. Y añadió: “Evidentemente, si he decido esperar es porque puede haber otras marcas que Valentino no podía tener”.

Jorge Lorenzo.
Jorge Lorenzo. Getty Images

“Hablé con Yamaha hace pocos días. Es verdad que yo quería esperar unas cuantas carreras, pero ellos me dijeron que estarían muy felices si me quedaba y yo sinceramente siempre había tenido muy claro que quería seguir. Así que dije, si el contrato está listo, por qué no. Me siento capacitado para dar el máximo. Es un gran reto el intentar ser competitivo los próximos tres años, porque empiezo a tener cierta edad, pero es lo que quiero hacer. Estoy preparado para entrenarme y dar el máximo y es fantástico hacerlo con Yamaha”, explicaría más tarde Rossi, el primer piloto de la parrilla que ya tiene claro su futuro. Y casi se diría que el de su compañero de equipo: “Para irse a Ducati hay que tener mucho coraje, se necesitan un par de cojones para cambiar de moto, así que creo que al final se quedará en Yamaha”, espetó, en respuesta al español.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información