Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Leicester se acerca al final feliz

El equipo de Ranieri suma en casa del Crystal Palace su tercer triunfo consecutivo por la mínima y a falta de siete jornadas aventaja en ocho puntos al Tottenham, su perseguidor

Claudio Ranieri (i) felicita al goleador Riyad Mahrez al final del partido.
Claudio Ranieri (i) felicita al goleador Riyad Mahrez al final del partido. REUTERS

Llevan siete triunfos en sus últimos nueve partidos y Claudio Ranieri les ha pedido a sus jugadores que metan el turbo para dejar atrás a sus competidores por el título de la Premier League. El Leicester está imparable, efectivo y hasta con la pizca de suerte que precisa el campeón para que la moneda salga de cara en los momentos decisivos. Una nueva victoria, ésta en el campo del Crystal Palace (0-1), le deja cerca de un final feliz, con siete partidos por disputar y una ventaja de ocho puntos sobre el Tottenham, que recibe este domingo al Bournemouth, y once sobre el Arsenal, que tiene pendiente recuperar en su feudo un partido aplazado contra el West Bromwich.

Rivales del Leicester hasta el final del campeonato

2 abril. Southampton (casa)

9 abril. Sunderland (fuera)

16 abril. West Ham (casa)

23 abril. Swansea (casa)

30 abril. Man Utd (fuera)

7 mayo. Everton (casa)

15 mayo. Chelsea (fuera)

La llegada de invitados inesperados a la cabeza de la tabla en Inglaterra no se limita solo a su inopinado líder. O que el Tottenham sea su alternativa, un equipo asentado en la mitad alta de la tabla en las últimas campañas pero que no ha llegado más arriba de la cuarta plaza final desde que en 1992 echó a andar la Premier. Este sábado, el West Ham United lanzó un aviso muy serio a los dos equipos de Manchester, que se enfrentan este domingo con la mirilla en asegurar al menos la cuarta plaza y tener opción de jugar la próxima Liga de Campeones. A los hammers se les escurrió de las manos el triunfo en casa del Chelsea (2-2), donde se habían adelantado dos veces y en ambas ocasiones les frustró Fàbregas, primero con un impecable libre directo a la escuadra y, ya sobre el final, al transformar un penalti. La victoria les hubiera dejado cuartos, pero su actuación mostró que han entrado de lleno en la lucha por llegar a esa plaza.

Pero las miradas las acapara el Leicester, en el que volvió a ser decisivo el argelino Mahrez. “Jamás he vivido nada igual”, reconoció Claudio Ranieri tras el partido. Su equipo marcó apenas pasada la media hora de juego tras aprovechar un pase de Vardy y el equipo supo sufrir para contener las acometidas del Crystal Palace, que no gana en la liga desde el 19 de diciembre y, enfocado como está a la semifinal de Copa, igual debería de comenzar a preocuparse por sumar de teres en tres y asegurar la permanencia. Lo intentaron los londinenses hasta el final, con más insistencia que pegada y con un remate, ya en la prolongación, del central Delaney al travesaño. El Leicester ha ganado sus tres últimos partidos por uno a cero.

El Arsenal gana en Goodison

En Goodison Park, el Arsenal sostuvo sus leves opciones de llegar a la primera posición con una solvente victoria (0-2) cimentada en dos golazos antes del descanso, dos ejercicios corales resueltos por Welbeck y Alex Iwobi, el prometedor sobrino del simpar Jay Jay Okocha, la estrella nigeriana de los noventa. No fue un bien día para el Everton. “Es decepcionante ver como hace siete días contra el Chelsea tuvimos intensidad y alegría y ahora todo lo contrario, con dudas y temerosos. No hemos jugado tan mal en toda la temporada”, zanjó su técnico, el español Roberto Martínez.

La jornada se completa este domingo con dos partidos que descollan sobre el resto, el derbi de Manchester, con el City como local y otro clásico, el que enfrenta a Sunderland y Newcastle, exigidos ambos por el triunfo del Norwich (0-1) en casa del West Bromwich. Después llegará el parón de las selecciones y un regreso para el líder, Leicester, en casa contra un rival como el Southampton que ya tiene todo escrito en este campeonato. Mientras, al Tottenham le espera una visita a Anfield para enfrentarse al Liverpool. “Ocho puntos de ventaja y siete partidos por jugar suenan bien. Escuchamos cantar a nuestros aficionados, pero tenemos que mantener la calma”, demanda Ranieri.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.