Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSV castigará a los hinchas que humillaron a las mendigas rumanas

Seis radicales holandeses fueron detenidos en Sol por altercados y detrozos

El PSV Eindhoven anunció ayer que tratará de identificar a los aficionados que humillaron a un grupo de mendigas rumanas en la Plaza Mayor de Madrid y tomará medidas severas contra ellos. El gerente del club holandés, Toon Gerbrands, censuró en un comunicado los “incidentes desagradables” ocurridos en Madrid, alejados de “los valores morales y las normas éticas del PSV”. La Embajada de Holanda en España también difundió un comunicado lamentando el comportamiento de los hinchas.

La Policía Nacional, además, detuvo el martes por la noche a seis seguidores del equipo holandés tras el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions que se disputó en el Vicente Calderón. Los hinchas se hallaban a la altura del número 7 de la calle de Espoz y Mina, una de las que desembocan en la Puerta del Sol, destrozando los vehículos aparcados y agrediendo a los viandantes. Según describieron algunos testigos a la policía, se trataba de un grupo de unas 25 personas, que se dedicaban a tirar contenedores por toda la zona de Centro. Varios viandantes avisaron a la policía, que desplegó varias patrullas y arrestó a los alborotadores. Los detenidos son todos de nacionalidad holandesa y tienen entre 21 y 48 años, estaban bebidos y mostraban una actitud violenta.

Los supuestos autores fueron trasladados a la comisaría de Centro, en la calle de Leganitos, donde prestaron declaración y pasarán a disposición judicial. Se les acusa de un delito leve de lesiones, desórdenes públicos, de daños y de resistencia y desobediencia, según destacó una portavoz policial.

Antes del encuentro, algunos aficionados del equipo holandés habían protagonizado los altercados con unas mujeres indigentes de origen rumano en la Plaza Mayor, a las que jalearon e insultaron mientras les lanzaban monedas.

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, condenó estos incidentes y calificó de “tristes y patéticos” el espectáculo protagonizado por estos grupos de hinchas. Sobre el incidente de la Plaza Mayor, Dancausa lamentó especialmente que increpasen y se burlasen de “personas sin hogar”. “Estas actitudes”, declaró, “hacen un flaco favor al deporte en general y al fútbol en particular; son conductas indignas que merecen la reprobación de todos los que disfrutan del fútbol y del deporte, y más si cabe con personas de especial vulnerabilidad”.

Petición a la fiscalía

El Movimiento contra la Intolerancia emitió ayer un comunicado en el que pedía que interviniera la fiscalía para detener a los autores de la humillación. En su opinión, lo ocurrido puede ser constitutivo de delito tras la reforma del artículo 510 del Código Penal establecido, entre otras conductas, para quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de personas o grupos referidos a su condición étnica u origen nacional. “Esto es lo que debe investigar la fiscalía con las grabaciones y testimonios disponibles y en colaboración con la Embajada de Holanda proceder a una posible y necesaria acusación”, destaca el comunicado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información