Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavi Pascual: “Es difícil explicar lo que ha pasado hoy”

El técnico del Barcelona admite que su equipo estuvo "atenazado y bloqueado" ante el Bilbao. "Hemos sido más valientes que ellos y lo hemos conseguido", dice Sito Alonso

Samuels y Bogris pelean por el balón
Samuels y Bogris pelean por el balón EFE

No estaba en ninguna quiniela, pero el Bilbao Basket disputará la segunda de su historia en la Copa del Rey tras derrotar al todopoderoso Barcelona (72-73) en A Coruña. La primera fue en Vitoria 2008, tras vencer también al conjunto azulgrana por la mínima (70-69). En aquella ocasión los de Miribilla cayeron después en semifinales contra el Baskonia. Desde aquella Copa de 2008 el Barça no había fallado nunca a su cita con las semifinales, con siete clasificaciones consecutivas hasta caer este jueves el Coliseum coruñés. “Desde el principio estuvimos atenazados y bloqueados. Nunca llegamos a encontrar el ritmo y hemos estado muy por debajo de nuestro nivel. Es un golpe duro porque hacía mucho tiempo que no caíamos en primera ronda. Tardaremos en recuperarnos”, explicó Xavi Pascual tras el inopinado patinazo de su equipo.

Los azulgrana sumaban 20 finales consecutivas en competiciones ACB y comenzaron la temporada conquistando la Supercopa, pero en el primer envite importante del curso rompieron su racha. “Es muy difícil explicar algunas cosas que pasaron hoy”, prosiguió Pascual antes de desgranar algún detalle táctico y estadístico como argumento. “Hemos concedido muchas canastas fáciles, no estuvimos bien ni en ataque ni en defensa y el porcentaje en el tiro libre ha sido una rémora demasiado grande (13 de 22). No hemos estado a la altura, el primero yo”, indicó. “Es una derrota muy dura. Cada vez que perdemos se nos examina con lupa y ahora hay que luchar para afrontarla”, completó Oleson.

“Los partidos hay que jugarlos. No se ganan sobre el papel. Estamos muy orgullosos de haber eliminado a uno de los grandes favoritos”, contó Álex Mumbrú. “Ha sido una demostración de carácter. De creer que se podía. Cuando confías pueden pasar estas cosas. Ahora a luchar un partido más”, explicó uno de los capitanes del equipo de Miribilla. El otro, Axel Hervelle, refrendó el orgullo del Bilbao Basket tras la hazaña: “Vinimos a demostrar que tenemos nivel para competir. Nos ha salido el partido perfecto”, señaló el belga.

“Sufrimos mucho para llegar a la Copa. No era nuestro objetivo prioritario, pero los jugadores querían estar. Sabíamos que no teníamos solo que defendernos sino también atacar. Teníamos que ser más valientes que ellos y lo fuimos”, analizó Sito Alonso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información