Barreda carga con la ‘mochila’ de favorito en una categoría sin dueño

El piloto de Honda parte como principal aspirante al título de motos tras la retirada de Coma

Joan Barreda, durante la entrevista.Vídeo: GIANLUCA BATTISTA

Joan Barreda (Castellón, 32 años) se siente algo diferente. En sus 180 centímetros de estampa fibrosa se mezclan nervios, presión y adrenalina. Un cóctel explosivo para un piloto que en su sexto Dakar solo contempla la victoria, sobre todo desde que Marc Coma, su principal rival en motos, observa la carrera desde terreno firme. “Sí que noto de alguna manera que llevo una mochila que se va cargando, pero me centro muchísimo en el trabajo, en ser profesional, en encontrar un método eficaz. Es en lo que confío y a lo que dedico mi atención”, asegura el piloto de Honda, ganador de tres etapas en la última edición, y uno de los corredores más aclamados en Argentina.

Lo cierto es que tras la marcha de Coma, campeón en las últimas cinco ediciones, el abanico de pilotos con posibilidades de ganar parece más amplio que nunca. Sin embargo, Barreda parte con alguna ventaja respecto a muchos de sus rivales. “Con la experiencia aprendes a correr, a leer una carrera de dos semanas. Me acuerdo que al principio tenía una visión más del día a día. De correr, de ir a por cada etapa. Ahora he aprendido a gestionar más la estrategia, a hacer planteamientos para diferentes días”, asegura confiado.

Con la experiencia aprendes a correr, a leer una carrera de dos semanas"

En 2015 todas sus esperanzas murieron en Bolivia. Una caída partió el manillar de su moto y tuvo que conducir con una sola mano los últimos kilómetros de la especial perdiendo seis horas de diferencia con Coma. Tras reparar el percance reemplazando la pieza por la de un compañero, una avería mecánica en la siguiente etapa provocó que tuviera que ser remolcado por otro miembro de su equipo durante 150 kilómetros perdiendo cualquier opción al título. “No es fácil superar mentalmente este tipo de situaciones. Aunque al acabar el Dakar (fue 17º) la sensación fue buena porque el trabajo realizado hasta esos problemas había sido bueno, es algo que está ahí. Se me escapó el Dakar después de todo el trabajo que ya tenía hecho”, rememora el piloto AMV. Las cosas no le fueron mucho mejor en su primera carrera del Mundial de Rallies Cross-Country en Abu Dhabi, donde una nueva avería mecánica le dejó sin posibilidades. “Hay que ser profesional y estar centrado para empezar de cero sin tener en cuenta nada, ni lo bueno ni lo malo”, confía.

Una electronica simplificada

Es por ello que la fiabilidad de su moto sigue siendo una incógnita a pesar de que la Honda CRF450 Rally ha sido ligeramente modificada. “No es una moto muy diferente a la del año pasado, no es más potente ni tiene mejores prestaciones. Los cambios que se han hecho han estado principalmente enfocados a hacer una moto simple, simplificada, con la que podamos trabajar en los vivacs en las los días maratón. Sigue teniendo el ADN de Honda con una parte electrónica muy importante, pero sí que dentro de ese apartado es más práctica a nivel de conexiones y de cableado”, describe.

La imprevisibilidad de la carrera junto a la perseverancia de Coma impidieron que Barreda lograra en sus cinco participaciones un título que ahora parece más cerca. “Será diferente no ver a Marc. Me hubiera gustado que estuviera ahí y seguro que a todos los seguidores del Dakar también. El año pasado hasta que llegamos al Salar de Uyuni vimos unas luchas muy bonitas, de las mejores que se han visto en el Dakar. Ahora llegarán otros pilotos –Price, Walkner, Viladoms, Gonçalves-, que pondrán el listón alto y vamos a tener que usar nuestras armas para poder ganarles”, advierte Barreda.

Más información
Arranca el priemr Dakar diseñado por Coma
Todas las cifras del Rally Dakar 2016
El Rally de Merzouga se convierte en una prueba del Dakar Series

Por tercer año consecutivo el Dakar volverá a Bolivia,- los días 7 y 8 de enero-, aunque según Barreda habrá muchas otras trampas por el camino. “En el Dakar se busca el límite, tanto el físico como el aventurero. Va a ser complicado encontrar el cambio de ritmo que sucederá con el paso de las etapas rápidas a las que tendrá más peso la navegación, sobre todo si vas por delante. Hay que ver cómo es Marc para saber que será complicado”, culmina.

Hoy arranca la primera etapa del Dakar con salida en Rosario y llegada a Villa Carlos Paz -632 kilómetros, 227 de especial-, en la que Barreda volverá a dar gas a su Honda. Del rendimiento de la máquina y de la estrategia de su piloto depende el título.

Sobre la firma

GORKA PÉREZ

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS