Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se baña en oro

Messi, el presidente Bartomeu, el equipo y el club reciben los Globe Soccer Awards en Dubái

Messi, durante la ceremonia de los Globe Soccer Awards. Ampliar foto
Messi, durante la ceremonia de los Globe Soccer Awards. REUTERS

Una pequeña comitiva del Barcelona acudió ayer a Dubái para recoger los diferentes laureles del Globe Soccer Awards, gala que encumbró esta tarde al club azulgrana como el mejor del mundo en este 2015. Ganador de cinco de los seis títulos disputados (Liga, Copa, Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes, a excepción de la Supercopa de España conquistada por el Athletic), el Barça no tuvo rival en la pomposa celebración. Messi, Josep Maria Bartomeu y la entidad, además, fueron escogidos como el mejor jugador, el mejor presidente y el club con mayor proyección mediática.

GLOBE SOCCER AWARDS

Mejor jugador del año:Leo Messi.

Mejor equipo del año:FC Barcelona.

Club como con mayor atracción mediática:FC Barcelona.

Mejor presidente del año: Josep Maria Bartomeu.

Mejor entrenador del año: Marc Wilmots (seleccionador de Bélgica).

Mejor agente del año: Jorge Mendes (Portugal).

Premio a la carrera del jugador: Andrea Pirlo (Italia) y Frank Lampard (Inglaterra).

Mejor academia del año:Benfica (Portugal).

Mejor árbitro del año:Ravshan Irmatov (Uzbekistán).

Mejor jugador de los países del Golfo: Yasir Alshahrani (Arabia Saudí).

Ya por la mañana fue el presidente quien tomó el micro en la décima edición de la conferencia que organiza cada año por estas fechas el Consejo de Deportes de Dubái. “Primero fue Johan Cruyff, como jugador y luego como entrenador, después fue Ronaldinho, que nos hizo recuperar la sonrisa, y luego llegó Leo Messi, que para mí no sólo es el mejor jugador del mundo sino de toda la historia del fútbol”, expuso Bartomeu para señalar a las tres figuras que han modelado la personalidad moderna y exitosa del club azulgrana. Al tiempo, asentían en el coloquio el presidente de Jordania, Ali Al-Hussein, el secretario general de la UEFA y aspirante a presidir la FIFA, Gianni Infantino, y el presidente del Bayern Karl-Heinz Rummenigge. “Pero ahora pueden vivir sin Messi porque tienen otros grandes jugadores como Neymar y Suárez”, le interpeló Umberto Gandini, director del Milan. “Sólo podemos vivir sin Leo durante unas semanas”, replicó Bartomeu.

Aterrizó La Pulga en Dubai junto a sus hermanos Rodrigo y Matías, directo desde Rosario donde pasó las vacaciones de navidad. Y levantó tal polvareda de cámaras y fans que hasta Pirlo -premiado por su trayectoria junto a Lampard- le solicitó hacerse una fotografía juntos. Después Messi se puso un traje elegante, lejos de colores estridentes, y acudió a la ceremonia de más de 200 invitados. “El premio es para…”, recitó el conductor de la gala a la vez que se veía de fondo un vídeo con goles del 10 a lo largo de su carrera; “Lionel Messi”. “Estoy feliz porque siempre es lindo recibir este reconocimiento. Si bien lo importante es lo colectivo, me hace feliz recibir el premio”, convino el futbolista; “y no me quedo con un momento único sino con todo el año del Barça porque ganamos prácticamente todo lo que jugamos. Fue un año extraordinario”.

A la cita faltó Luis Enrique, poco dado a estos actos, también porque el equipo retoma los entrenamientos este lunes a las 11 de la mañana. Aunque tampoco fue premiado porque le rebasó en la votación Marc Wilmots, seleccionador de Bélgica. Fue el único premio que se le escapó al Barça, que ha tenido un año dorado.