El Maccabi, fuera de la Euroliga tras un partido de vergüenza

El equipo israelí necesitaba una renta de 11 puntos en su partido contra el Darussafaka en Estambul. Como no lo conseguía, jugó a buscar la prórroga con fallos a propósito

Mbakwe, del Maccabi, y Wilbekin, del Darussafaka, ayer.
Mbakwe, del Maccabi, y Wilbekin, del Darussafaka, ayer.SEDAT SUNA (EFE)

La jornada de este jueves en la Euroliga ofreció uno de los espectáculos más esperpénticos de su historia durante el partido entre el Darussafaka de Estambul y el Maccabi de Tel Aviv, celebrado en Turquía, tras unos minutos finales en los que ambos equipos tiraron a canasta pero con la intención de fallar a propósito. Los israelíes, para que el partido acabara en tablas y así forzar una prórroga en la que pudieran obtener los 11 puntos de ventaja que necesitaban para seguir adelante en la competición. Y los turcos, para impedir el empate.

Finalmente ganó el Maccabi (66-70), una victoria pírrica que le dejó en la quinta posición del grupo y por tanto eliminado del Top-16, por primera vez con este formato de la Euroliga. El Darussafaka se clasificó cuarto del grupo y sigue en la Euroliga.

Las escenas de la vergüenza arrancaron en los minutos finales del partido, cuando el Maccabi vio que no lograría la ventaja de 11 puntos necesaria para superar a los turcos en la tabla de clasificación. Necesitaba más tiempo, es decir, la prórroga, con la esperanza de lograr en esos minutos extras la renta no conseguida en los 40 de tiempo reglamentario. A falta de un minuto, y con empate a 65 en el marcador, a base de posesiones largas, pedradas en los tiros libres y lanzamientos sin tocar el aro, dejó pasar el tiempo con la intención descarada de acabar empatados.

Pero en esa tesitura, cometió una falta que llevó a los turcos a la línea de tiros libres, donde anotaron uno y fallaron el otro adrede con el propósito de dificultar el empate. El Maccabi necesitaba entonces que le hicieran una falta personal pero ningún turco se acercó siquiera a rozar a los israelíes. Al final, con la esperanza perdida, el Maccabi anotó cinco puntos más, inútiles para su propósito.

En el Grupo D, el Maccabi de Tel Aviv, cinco veces ganador de la prueba,  la última vez en 2014 tras vencer al Real en la final, se despidió así de sus ambiciones de entrar en el Top 16 a pesar de ganar en el Volkswagen Arena de Estambul. Le toca ahora jugar la Eurocup.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS