Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia se hunde ante el Lyon

El conjunto che muestra su peor cara en el estreno de Neville y cae a la Liga Europa tras ser derrotado por el conjunto francés

Gary Neville recordará con amargura su debut como entrenador de fútbol. En la púrpura de la Champions, su primer equipo en la élite se venció ante un correcto Lyon, tan escaso de mimbres como el actual Valencia. Con el físico justo, carente de un estilo definido, falto de fútbol y desorganizado, el Valencia cayó derrotado ante el Olympique de Lyon, al que nada le iba en el partido. Fue incapaz el conjunto che de hacer sus deberes. Si los hizo el Gante ante el Zenit y sigue vivo en la Champions.

A diferencia del choque ante el Barça cuatro días atrás, en el que al Valencia le tocó ordenarse, defender y resistir, frente al Lyon necesitaba realizar un ejercicio creativo, algo para lo que no está concebido y dispuesto en estos momentos. En un grupo de nivel Liga Europa, al Valencia solo le alcanza actualmente para la segunda competición de clubes europea en la que estará presente en febrero.

VALENCIA, 0 - O. LYON, 2

Valencia: Doménech; Cancelo, Mustafi, Abdennour, Gayà; Danilo (Negredo, m. 52), Parejo, Enzo Pérez (Javi Fuego, m. 29); Santi Mina, Alcácer y De Paul (Piatti, m. 75). No utilizados: Ryan; Santos, Tropi y Nacho Gil.

Lyon: Lopes; Rafael, Morel, Yanga-Mbiwa, Bedino; Darder (Koné, m. 77), Gonalons, Tolisso; Cornet, Lacazette (Beauvue, m. 77) y Grenier (Ghezzal, m. 69). No utilizados: Gorgelin; Bisevac, Malbranque y Mvuemba.

Goles: 0.1. M. 36. Cornet. 0-2. M. 76. Lacazette.

Árbitro: Matej Jug (Eslovenia). Amonestó a Abdennour, Mustafi, Santi Mina y Tolisso.

Unos 35.000 espectadores en Mestalla.

El comienzo del Valencia desmintió el final de la historia. Mustafi, recuperado en tiempo record de su lesión muscular, da jerarquía al equipo, contundencia en defensa y posibilidades en ataque en las jugadas de estrategia. El internacional alemán, al poco de iniciarse el encuentro, estrelló el esférico en el poste derecho de Lopes, el portero del Lyon, tras un poderoso salto y posterior cabezazo en el primer córner que lanzó el Valencia. En el segundo saque de esquina, Mustafi embocó a la red en un nuevo remate de cabeza, siendo anulado el gol incomprensiblemente por el árbitro esloveno al entender falta en un forcejeo de Abdennour con un defensor del Lyon.

Atendiendo a la razón y al empirismo, Neville dio continuidad a Doménech en la portería. Y, como en cada partido que se sitúa bajo los palos de la portería del Valencia, el canterano dejó su sello con una excelente intervención, evitando con el pie izquierdo la acción de Cornet que se intuía gol. Fue la primera de muchas paradas que realizó Doménech para sostener al Valencia. Resultó insuficiente.

Para entonces, Enzo Pérez había tenido que abandonar el terreno de juego lesionado. Con la necesidad de ganar, Neville optó por la decisión más conservadora, dando entrada a Javi Fuego en el pivote y adelantando a Parejo, que de inicio actuó de 5 en una posición recuperada por Voro para el capitán. Pasado el cuarto de hora, a la afición che, que no llenó Mestalla, le entró el desánimo. El Gante marcaba en su partido ante el Zenit.

El Valencia no era dueño de la situación, incapaz de gobernar el juego, solo animado por las arrancadas de Gayà y Cancelo por las bandas. Llegado el minuto 36, Cornet enmudecía a la grada con un disparo combado que se coló en la escuadra derecha de Doménech. Nada le salía al Valencia, incluso el arbitraje del colegiado esloveno resultaba en perjuicio del conjunto che, lo que alteró el ánimo de la grada y del equipo intentando rebelarse ante la negativa situación.

La entrada de Negredo al inicio del segundo acto dio un motivo de esperanza a la afición valencianista, que celebró el regreso del delantero vallecano. Volcado el Valencia con más pasión y ritmo que formas, el Lyon, ya sin el balón, tuvo que aplicarse en defender su portería. El empate del Zenit en Flandes mediada la segunda mitad, terminó por encender la caldera de Mestalla, mientras Doménech volvía a agigantarse ante Darder. Hasta que llegó el segundo gol del Lyon para dejar al Valencia sin el sueño de la Champions.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información