Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “Nos ha faltado definición”

El técnico asturiano apunta que solo la falta de gol evitó la victoria en Mestalla; para Voro, la afición entendió el planteamiento ante el Barça y les ha dado confianza

Valencia's headcoach Salvador Gonzalez x91Vorox92 gesture to their players during a Spanish La Liga soccer match against Valencia at the Mestalla stadium in Valencia, Spain, Saturday, Dec. 5, 2015. Salvador Gonzalez x91Vorox92 had been appointed as interim coach with Gary Nevillex92s brother Phil as his assistant following Nunox92s departure. Neville will officially take charge on Sunday, the day after Valencia's clash with Barcelona and before their Champions League clash with Lyon on Wednesday.  (AP PhotoAlberto Saiz)
Valencia's headcoach Salvador Gonzalez x91Vorox92 gesture to their players during a Spanish La Liga soccer match against Valencia at the Mestalla stadium in Valencia, Spain, Saturday, Dec. 5, 2015. Salvador Gonzalez x91Vorox92 had been appointed as interim coach with Gary Nevillex92s brother Phil as his assistant following Nunox92s departure. Neville will officially take charge on Sunday, the day after Valencia's clash with Barcelona and before their Champions League clash with Lyon on Wednesday. (AP Photo/Alberto Saiz) AP

En cualquier circunstancia, Mestalla es un feudo duro para el Barça, un escenario que requiere un ejercicio de máximo esfuerzo, concentración y ánimo para derrotar a un Valencia siempre competitivo ante los grandes equipos al calor de la afición valencianista, cuya pasión sostuvo a su equipo en el partido hasta llevarlo al empate con el gol de Santi Mina a falta de cinco minutos para la conclusión del partido. Perdonó el Barça, sobre todo en el primer acto, desperdiciando numerosas oportunidades de gol, falto de puntería su tridente de ataque, Messi, Neymar y Suárez. “No tengo nada que reprochar al equipo. Hemos hecho un partido muy completo en un campo que plantea muchas dificultades. Hemos sido superiores en todos los ámbitos del juego”, entendió Luis Enrique al que solo el resultado final le contrario.

Para el técnico del Barça el planteamiento defensivo del Valencia complicó el despliegue del Barça. “Encontramos la dificultad de jugar contra un equipo replegado en su campo, físicamente fuerte. Nos ha faltado definición, sobre todo en el primer acto”, desgranó el asturiano que se lamentó de la falta de puntería de sus jugadores a diferencia de otros partidos en los que encontró con facilidad la puerta contraria. “Tenemos jugadores de un nivel muy alto. Hemos intentado cerrar el partido. En una transición, de las dos que hemos concedido en la segunda parte, nos han empatado”, asumió Luis Enrique. Así lo reconoció Voro en el bando contrario. “En la primera parte el Barça nos ha creado muchas ocasiones. El día que están acertados te ganan fácilmente”.

Suárez, partiendo en posición de fuera de juego, marcó el gol que puso en ventaja al Barça. “No he visto la jugada del gol”, dijo Luis Enrique. La voracidad del uruguayo contagia a sus compañeros. “Luis nos da un trabajo importante. Para mí es el mejor delantero del mundo junto a Lewandowski (el atacante polaco del Bayern Munich)”, declaró Busquets a las cámaras de Canal Plus. “Por las ocasiones, por el partido, merecimos la victoria”, sentenció el técnico del Barça.

La grandeza del fútbol queda reflejada en partidos como el de Mestalla. El Valencia, roto por las ausencias, tocado en el ánimo por las dudas que Nuno introdujo en el vestuario, con un entrenador interino, se enfrentaba al equipo más en forma de Europa, un Barça excelso y con tres delanteros de época que no tuvieron su noche en Mestalla. Aplicó Voro en su segundo y último partido como entrenador del Valencia el sentido común, la naturalidad para que sus jugadores se aplicasen en el juego. Destacó el partido de Rodrigo De Paul, ninguneado por Nuno. “El equipo necesitaba descomprimir. Hemos estado más liberados”, dijo el jugador. Agradeció Voro el esfuerzo de sus jugadores y el apoyo de la afición “que entendió el papel que nos tocaba hacer ante el Barça. Nos ha dado confianza para tener fe en conseguir el empate”, argumentó Voro.

El empate sabe a victoria en Mestalla, tras los acontecimientos de las últimas semanas y el mal ambiente generado con Nuno hasta su destitución el pasado domingo. La receta de Voro para levantar al Valencia fue clara. “Incidimos en los puntos fuertes que teníamos que explotar. El cuerpo técnico dimos una idea clara y concisa de lo que debían de hacer”, expuso Voro que volverá a las funciones de delegado. Ni antes ni después del partido, Gary Neville, el nuevo entrenador del Valencia, presente en Mestalla, bajó al vestuario. “El mérito es de todo el cuerpo técnico que hemos trabajado esta semana”, humildemente declaró Voro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.