Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Gabi y Tiago son dos rebeldes”

El técnico del Atlético elogia a sus dos centrocampistas, y asegura que son el mejor ejemplo del que aprender “para los jóvenes”

Griezmann en zona mixta. ATLAS

Tardó tanto en aparecer Cláudio Taffarel por la sala de prensa del Vicente Calderón que se le adelantó Simeone. Es habitual que el entrenador del equipo rival valore primero lo ocurrido en el campo, pero el brasileño debía tener las ideas alborotadas y al argentino le costó menos ordenar su discurso. “Hemos jugado un partido importante y hemos mantenido la línea creciente que lleva el equipo en los últimos partidos. En el primer tiempo, pese a que tuvimos mucha posesión, no generamos muchas situaciones de gol”, se arrancó Simeone, quien poco después quiso dejar claro lo que provocó en su equipo tanto balón y tan poco remate. “En el fútbol se trata de hacer goles y la posesión es buena siempre y cuando se creen situaciones de gol porque si no, desgasta”, redondeó el argentino.

Lo cierto es que en la primera mitad el Atlético dispuso de la pelota más tiempo que el rival (57%) y remató a portería tan solo en tres ocasiones de un total de ocho. Las cosas mejoraron en la segunda (59%) ya que disparó 17 veces, y nueve de esos remates fueron a la portería de Muslera. Dos de esas ocasiones terminaron en gol, ambas protagonizadas por Griezmann, aunque tras los tantos del francés se escondió como asistente Gabi. “Él y Tiago son unos rebeldes”, les definió Simeone. “Se resisten a crecer y para los chicos jóvenes no hay lugar en el mundo mejor para aprender que teniendo a dos tipos como estos”, continuó halagándoles. “Se cuidan, trabajan, mantienen ese espíritu de querer ganar siempre y en la vida hay que aprender de los hechos, no de las palabras. Mientras estén en esta línea van a seguir siendo jugadores importantísimos para nosotros”, remató el argentino.

Un equipo sólido atrás

“La buena labor en defensa es la base de nuestro equipo. Somos un equipo sólido atrás y decisivos arriba”, aseguró Gabi. “Sabíamos que iba a ser un partido complicado y decisivo. Trabajamos mucho para conseguir lo que estamos consiguiendo. Parece lo normal pero es gracias a la estabilidad”, valoró el capitán, que sumó un encuentro sin fisuras conteniendo junto a Tiago el centro del campo y sumándose al ataque para asistir a Griezmann.

Ordenada la cabeza y perdida la pole, compareció finalmente Taffarel. “No nos encontramos nada que no supiéramos que fuéramos a encontrarnos: un Atlético agresivo, fuerte y ordenado, y no supimos enfrentarnos a eso. La diferencia física es muy grande y por eso tenemos que aplaudir al adversario y aprender”, resumió el técnico brasileño. “Si Wesley [Sneijder] llega a convertir la ocasión que tuvo en el minuto diez a lo mejor el resultado hubiera cambiado”, añadió después.

Ninguno de los dos entrenadores hizo mención alguna a las medidas de seguridad que rodearon el encuentro. Horas antes del comienzo del partido la policía estableció controles y cacheos en todas las calles aledañas al Calderón, lo que ralentizó la entrada al estadio rojiblanco. También se retiraron todas las papeleras que rodeaban el recinto deportivo y se mantuvo en todo momento un despliegue policial que llegó hasta dentro del campo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información