Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal: “Sé cómo ganarle a Djokovic, pero no sé si seré capaz de hacerlo”

El español reconoce la superioridad de Nole, al que hoy día ve "prácticamente imbatible", pero confía en revertir la inercia: "Hay que buscar algo diferente para hacerle daño"

Nadal se despide de los aficionados del O2 de Londres. Ampliar foto
Nadal se despide de los aficionados del O2 de Londres. AFP

Rafael Nadal abandonó el O2 de Greenwich, el sureste de Londres, con un punto de resignación. Enfundado en ropa deportiva, atendió a los medios y después vio por televisión el clásico entre el Madrid y el Barcelona junto a su gente. Luego, cuando la noche y el frío ya caían en Londres, recorrió el Támesis en barco para descansar finalmente en su hotel. “Novak es, por el momento, prácticamente imbatible. Lo único que puedes hacer es felicitarle. Las cosas están hoy así. Lo que él está haciendo es sencillamente increíble”, expuso el español, que elogió sin miramientos al serbio e hizo autocrítica, aunque dejó una puerta abierta a la esperanza, concentrada ya en el año venidero.

“Sé qué debo hacer para ganarle, pero no sé si voy a ser capaz de hacerlo; voy a intentarlo”, expresó el de Manacor, que negó que la superioridad de Nole responda a una cuestión psicológica, sino más bien a una técnica. “Cuando uno es tenísticamente mejor, parece que mentalmente también lo es, pero uno no tiene que confundirse. La mente y el juego son dos aspectos que van conjuntos. Yo he sido muy bueno mentalmente, pero no dicho por mí, sino por vosotros; lo que pasa es que os olvidáis de que con la mente no se gana a nadie. La realidad es que se gana con los golpes”, precisó.

"He intentado jugar delante, pero él tira muy largo, con lo cual a la hora de encarar la pelota yo no le puedo dar altura; simplemente le sigo tirando la pelota a la altura que él se siente cómodo y desde ahí, él es mejor que yo", se sinceró; "tenemos que buscar un estilo de juego donde él no sea tan superior a mí. En esta superficie es más complicado, pero en otras… Vamos a esperar y ver la combinación de jugar delante y detrás y ya veremos".

Lo que está haciendo Novak es increíble. Hoy día es casi imbatible"

Para intentar invertir la tendencia, de cara al próximo curso, Nadal habló de una fórmula intermedia. Explicó que está tratando de conjugar su antigua versión con una más adaptada al juego actual. “He hecho un cambio en mi juego en estos últimos meses. He jugado más adelante, de una forma que creo que tengo que jugar para seguir teniendo opciones de cara al futuro, y lo he hecho en superficies complicadas”, matizó; “si puedo seguir haciendo cosas similares, por esta línea, puedo encontrar un punto intermedio que puede ser muy positivo. Es decir, jugar delante, pero también tener la opción de, no hacerlo atrás, pero si un metro más atrás en determinados momentos”.

A pesar de la derrota, Nadal entiende que ha dado otro estirón en su recperación. “Creo que he hecho un Masters muy bueno; de hecho, creo que ha sido uno de los mejores de mi carrera. He jugado a un nivel alto todos los días y hoy he querido jugar delante a un jugador que de tú a tú, pero hoy día no estoy capacitado para hacerle frente porque él es mejor que yo en todas esas facetas en las que he intentado jugarle, con lo cual hay que buscar algo un poquito diferente para hacerle daño", zanjó.

Tengo que buscar un estilo de juego donde no sea tan superior a mí"

Djokovic, por su parte, indicó que su dominio responde a un todo, que si ha conseguido equilibrar la balanza con Nadal y ser el rey del circuito es porque ahora es un jugador completo que controla la transición de la defensa al ataque y viceversa. “Creo que he mejorado en todos los sentidos. Ahora soy más sólido”, señaló el serbio. Preguntado por la afirmación de Nadal, sobre si se siente invencible, fue rotundo: “No me siento imbatible, pero definitivamente me siento fantástico cuando juego del modo en que he jugado hoy”, finalizó el de Belgrado, que en 2015 ha firmado un récord de victorias (30) contra rivales del top-10.

Más información