Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isinbayeva clama ante la “injusticia” de la sanción de la IAAF

Las estrellas del atletismo ruso protestan por su suspensión a raíz del supuesto dopaje de Estado en su país

Yelena Isinbayeva, en la rueda de prensa de hoy, lunes, en Moscú. Ampliar foto
Yelena Isinbayeva, en la rueda de prensa de hoy, lunes, en Moscú. REUTERS

Ninguna autoridad del deporte ruso permanece con la boca cerrada aún 48 horas después de que la Federación Internacional (IAAF) suspendiera a su atletismo, provisional e indefinidamente, a raíz del informe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sobre la corrupción que define su sistema antidopaje.

Han hablado el presidente de su federación y el ministro de Deportes, y encargado por el presidente Vladímir Putin de gestionar la salida a la crisis, Vitaly Mutkó, para anunciar que los cambios ya estaban en marcha y que esperan que para el día de San Valentín, el 14 de febrero, la IAAF los convalide y levante la sanción, pero mientras, la voz que más se ha oído es la de las estrellas del deporte, que convocaron a la prensa ayer en Moscú para denunciar lo que, según la más célebre de sus deportistas, la pertiguista Yelena Isinbayeva, es “una gran injusticia”.

“¿Por qué atletas limpios como yo y como muchos compañeros deberíamos sufrir por los que han hecho trampas?”, se preguntó retóricamente la triple campeona olímpica, que aspira a un cuarto oro en Río 2016, si la IAAF lo permite, y a quien acompañaban ante la prensa la saltadora de altura Anna Chicherova, medalla de plata en los Mundiales de Pekín en agosto pasado, y el vallista Serguéi Shubenkov, medalla de oro en los 110 metros vallas del mismo campeonato. “No ha sido una decisión justa para la mayoría de los atletas”.

El ministro Mutkó pedirá dentro de 60 días el levantamiento del castigo

Bajo la bandera olímpica

Los mejores atletas rusos reconocieron que entre ellos habían debatido sobre la posibilidad, si el perdón no llegaba antes de Río, agosto de 2016, de participar en los Juegos como atletas independientes, agrupados, como refugiados o apátridas, bajo la bandera olímpica. “No sé si eso sería posible”, dijo la plusmarquista mundial de pértiga. “Pero nosotros queremos cantar nuestro himno nacional, lo que no sería posible si no vamos como equipo ruso”.

Esperando que tal necesidad no exista ni siquiera en marzo próximo, cuando los Mundiales en pista cubierta de Portland (Estados Unidos), Mutkó explicará mañana en Moscú a la Duma (Parlamento ruso) las medidas de renovación emprendidas, cómo han obligado a dimitir a todos los dirigentes actuales de la federación de atletismo, que será refundada, tras las purgas, con nuevas personas, directivos, técnicos y entrenadores.

“Todas las personas que tengan una reputación dudosa serán expulsadas del sistema de gestión del atletismo”, anticipó Mutkó, responsable último del sistema denunciado por el informe de la IAAF. “En un plazo de 60 días traeremos al renovado atletismo un grupo de gente nueva. Adoptaremos todos los criterios de transparencia y gobernanza que nos proponga la IAAF. Los que se dedican al dopaje deben entender que nuestra paciencia tiene un límite. Si no, introduciremos la responsabilidad penal y meteremos a la gente en la cárcel”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información