Benzema es más necesario que nunca para el Real Madrid

Benítez admite que el francés le daría fluidez a un ataque que, con Cristiano mermado y Bale distraído, suma 16 goles menos que en la temporada anterior

Valbuena y Benzama, en un partido del Mundial 2014.
Valbuena y Benzama, en un partido del Mundial 2014.P. HUGUEN (AFP)

La incertidumbre creciente sobre el rendimiento de Gareth Bale y el aparente declive físico de Cristiano Ronaldo convertían a Karim Benzema en la gran esperanza del ataque del Madrid para los próximos partidos, cuando ayer la Dirección Regional de la Policía Judicial de Francia le citó en las oficinas de Versalles para declarar en el marco del proceso abierto por la extorsión del futbolista internacional francés Mathieu Valbuena. No se sabe el alcance de la implicación de Benzema en este presunto delito de chantaje con vídeos de contenido sexual. Lo que es indudable es que en el Madrid este delantero nacido en Lyón hace 27 años goza de un prestigio profesional único en la plantilla. Nunca fue más importante para el equipo como en estos días.

Hay jugadores queridos por su personalidad y jugadores queridos por su conocimiento. Benzema es venerado por ambas razones entre sus compañeros de vestuario. También por su entrenador, Rafa Benítez, que ha valorado al francés con vehemencia en cada uno de los debates internos que se han producido en el Madrid desde agosto. El martes por la noche en el Bernabéu, el técnico hizo su última exaltación de Benzema cuando confesó, sin nombrarle, que el equipo le necesita para elevar el tono ofensivo perdido. Benítez venía de oír los rumores reprobatorios del público después de una noche de juego plano y sometimiento al PSG, a pesar de la victoria (1-0). Otra noche sin Benzema, que disputó su último partido el 4 de octubre, día del derbi en el que fue el único goleador madridista.

Más información
Benzema pasará la noche en la comisaría de Versalles
La ‘ficha policial’ de Benzema
Benzema, pillado otra vez sin carné

“Tenemos de baja a tres de los jugadores que más goles meten en este equipo”, dijo Benítez en referencia a Benzema, James y Bale, castigados por una epidemia de lesiones musculares. “Eso nos tiene que condicionar sí o sí. Cuando vayan llegando esos futbolistas dispondremos de más jugadores que tienen como hábito ver la portería contraria”.

Benzema es de lejos el segundo máximo anotador del Madrid con siete goles, solo por debajo de Cristiano, que suma 13 repartidos en seis partidos. El portugués se ha quedado sin marcar en ocho encuentros de Liga y Champions este curso y, a falta de su puntería, el vacío que deja su compañero en el ataque no ha sido llenado por actores de reemplazo. A estas alturas de la temporada pasada Cristiano contaba 20 goles, Benzema diez, James cinco, Bale cuatro y Chicharito tres. Ahora nadie en la plantilla, a excepción de Cristiano y Benzema, acumula más de dos goles.

El francés, que cobra 10 millones de euros netos, es el tercero en la escala salarial tras Bale y Cristiano

Carlo Ancelotti fue despedido en mayo por dos razones fundamentales, según se deduce de las explicaciones que brindan las fuentes de la directiva. Primero, por practicar un fútbol italianizante y poco dominador; segundo, por preparar mal al equipo desde un punto de vista físico, cosa que, como decían los dirigentes, evidenciaban las lesiones musculares. El curso de los acontecimientos no ha mejorado la situación. Con Ancelotti al frente en este mismo punto del curso pasado, al cabo de 14 partidos de Liga y Champions, el Madrid había metido 46 goles. Salvo por Bale, que estuvo dos semanas de baja, los futbolistas no sufrieron desgarros hasta noviembre. Ahora arrecia una epidemia que ha golpeado a Benzema, Bale, James, Marcelo, Modric, Pepe y Navas, y el juego exhibido no hace pensar en grandes veladas de fútbol ofensivo tanto como en una gestión funcionarial de los recursos. El Madrid suma 30 goles en Liga y Champions, 16 menos que hace un año. Pero está invicto. Es el único equipo europeo que no ha sido derrotado. Al cerrojo se aferra Benítez para reivindicar su labor a la espera de que los lesionados restauren el sentido del espectáculo: “Solo nos ha faltado la calidad de los que se recuperan de sus lesiones”.

Benzema cobra un sueldo neto de 10 millones de euros anuales. Es el tercero en la escala salarial desde 2014. En los debates internos sobre la conveniencia de su traspaso, a la vista del elevado gasto, en el verano pasado, Benítez fue un firme partidario de mantenerle, argumentando que el francés sabe mejor que nadie cómo enchufar a Cristiano y a Bale al juego. La ausencia del jugador carga de razones al entrenador, que lamenta su baja sin preocuparle la susceptibilidad de Isco y Jesé.

Con Cristiano presa de la fatiga y Bale distraído entre lesiones y estériles convocatorias con Gales, el regreso de Karim Benzema se hacía más urgente que nunca en el Madrid. Ahora su carrera parece condicionada por la investigación de un presunto delito.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS