Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La telemetría avala a Márquez

Honda sale en defensa de su piloto: “La palanca del freno delantero recibió un impacto, creemos que fue el resultado de la patada de Rossi”

Captura de televisión del momento del incidente entre Rossi y Márquez en el circuito de Sepang. Ampliar foto
Captura de televisión del momento del incidente entre Rossi y Márquez en el circuito de Sepang.

En la bochornosa Sepang, ya por la tarde, tras una carrera que terminó demasiado pronto para él, Marc Márquez revisó los datos de telemetría de su moto. Suele hacerlo cada domingo de competición. Para aprender cómo y dónde mejorar, para poder ser cada vez más rápido. Un día como aquel, en Sepang, tras un encontronazo en la pista con Valentino Rossi que no acabó bien, buscaba explicaciones. Y las encontró.

Aquellas gráficas mostraban cómo el freno, de repente, soportaba una presión anormal y muy alta, y al mismo tiempo, los sensores de inclinación y de dirección de la moto indicaban cómo el manillar quedaba bloqueado. “Me ha dado una patada que ha bloqueado el freno de delante: eso me ha hecho caer”, decía Márquez tras el incidente. Pero hubo quien no le creyó. Hubo quien quiso ver un cabezazo previo del de Cervera a Rossi para explicar que el movimiento de pierna del italiano fue una reacción, un acto reflejo.

Él solo podía defenderse con su palabra, pues, hasta ayer, Honda no salió en su defensa para avalar su teoría. “Está claro que Valentino echó de la pista intencionadamente a Marc, lo que va contra las reglas, y no tuvo más remedio que irse ancho. La telemetría de la moto de Marc muestra que, a pesar de que él estaba intentando levantar la moto para evitar el contacto con Valentino, la palanca de su freno delantero recibió un impacto de repente que bloqueó el neumático delantero, aquella fue la razón de su caída. Creemos que esa presión sobre el freno es el resultado de la patada de Rossi”, señala en un comunicado el vicepresidente ejecutivo de Honda Racing Corporation (HRC), Shuhei Nakamoto.

Creemos que había pruebas suficientes para tomar una decisión durante la carrera, no era necesario esperar hasta el final”

Shuhei Nakamoto, vice presidente de Honda

En esa misma nota, el hombre fuerte de Honda en el Mundial anuncia que en unos días pondrá a disposición de la FIM, de Dorna, organizadora del Mundial, y de la prensa, la telemetría, algo que no había hecho antes, y que no quiso hacer hace una semana, pues entendía que las peleas se deciden en la pista y los pilotos se defienden encima de la moto. Este caso, sin embargo, ha llegado demasiado lejos.

Desde el domingo hasta este lunes fueron pasando los días hasta que el campeón del mundo recibió tantos improperios —el pasado viernes unos periodistas italianos de un programa de televisión, a quienes ya ha denunciado, intentaron entrar en su casa, a la fuerza, para darle un trofeo en forma de pene— que no pudo más. Y obligó a reaccionar a los suyos, tan educados, tan japoneses.

“Estamos apesadumbrados”, dice Nakamoto al inicio del comunicado. “Se ha acusado a Marc sin ninguna prueba tras la carrera de Phillip Island. No hay fundamentos para defender que quisiera ayudar a ningún otro piloto [Jorge Lorenzo, según le acusó Rossi] a ganar el campeonato, considerando que luchó para ganar la carrera, como finalmente hizo”.

En la nota, Nakamoto responde sobre si la batalla que se vio entre Rossi y Márquez en Malasia es el resultado de las acusaciones previas del primero: “Sabemos que Marc pilota al 100% siempre. Es una de las razones por las que le queremos y por las que tiene tantos fans en todo el mundo. Marc siempre da el máximo para conseguir el mejor resultado posible. Ha tenido grandes batallas en su carrera con muchos pilotos y nunca ninguno se ha quejado. En Malasia sabíamos que Marc estaba pasándolo mal al principio de la carrera con el depósito lleno, como ha pasado muchas veces esta temporada. Luego llegó Valentino y empezaron a pelear por el tercer puesto. Los adelantamientos fueron intensos, pero seguros por parte de los dos”.

Cancelada la conferencia de prensa en Cheste

Tras el incidente que terminó con Márquez por los suelos en Malasia, el presidente de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), Vito Ippolito, y el Director Ejecutivo de Dorna, Carmelo Ezpeleta, han convocado a los pilotos de MotoGP este jueves en Cheste. Como consecuencia, la conferencia de prensa previa al GP de la Comunidad Valencia, el último de la temporada, ha sido cancelada.

La FIM anunció ayer cambios en el calendario de 2016, que terminará también en Valencia, pero el día 13 de noviembre, en lugar del 6, como estaba previsto.

Hasta que llegaron a aquella curva 14 en la que Rossi redujo su ritmo, abrió la trazada, acabó sacando de la pista a Márquez y provocando su caída. Honda respetó la decisión de Dirección de Carrera aquel domingo (le impuso tres puntos en el carné al italiano) y la sigue respetando ahora, pero tiene opinión propia: “Creemos que había pruebas suficientes para tomar una decisión durante la carrera, no era necesario esperar hasta el final”, dice Nakamoto. También respetará la decisión del TAS, que debe resolver si concede a Rossi una cautelar que le evite tener que salir el último de la parrilla en Valencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información