Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qatar se planta y obliga a renegociar al Barcelona

El club no llevará a la asamblea el patrocinio de la camiseta después de fracasar en su intento de mejorar el actual acuerdo

Rakitic celebra con Luis Suárez uno de los dos goles que marcó en el Borisov Arena.
Rakitic celebra con Luis Suárez uno de los dos goles que marcó en el Borisov Arena. AFP

El Barcelona ha fracasado en su intento de prorrogar el contrato de patrocinio con Qatar Airways. Ni siquiera el viaje relámpago del presidente azulgrana Josep Maria Bartomeu, desplazado el martes a Doha, desbloqueó las negociaciones abiertas desde hace días por el vicepresidente Manuel Arroyo. Ambas partes se dan un nuevo plazo para abordar el acuerdo que finaliza en 2016.

La directiva azulgrana, reunida ayer en sesión extraordinaria, decidió posponer la decisión “que debe permitir la firma de un nuevo contrato de patrocinio principal del club” y que inicialmente se tenía que votar en la asamblea de socios compromisarios que se celebrará el próximo domingo en el Palacio de Congresos de Barcelona. El consejo se concede más tiempo para cerrar “el mejor acuerdo posible” y para entonces, cuando se produzca, convocará pertinentemente una nueva asamblea extraordinaria, como establecen los Estatutos.

El patrocinador no solo ha respondido negativamente sino que ha expresado su contrariedad por entender que el Barça ha intentado presionar con la divulgación de que tenía otras ofertas

El club azulgrana aspiraba a mejorar la oferta de unos 60 millones de euros anuales que había cerrado el exvicepresidente Javier Faus antes de que en julio pasado fuera reelegido Bartomeu. Aunque la propuesta doblaba la aportación actual, que es de 33,5 millones de euros, el Barça ofrecía más activos, para aumentar la cifra inicialmente cerrada por Qatar. La ambición barcelonista ha enrabietado a los representantes de Qatar Airways

El patrocinador no solo ha respondido negativamente, sino que ha expresado su contrariedad por entender que el Barça ha intentado presionar con la divulgación de que tenía otras ofertas, algunas globales y otras particulares, para esponsorizar por ejemplo la camiseta de los entrenamientos de la plantilla del Barcelona.

Ahora mismo no se descarta incluso que el Barcelona pueda negociar con una firma distinta de la de Qatar, alternativa que hasta el lunes no se contemplaba, sobre todo después de la campaña publicitaria e informativa que se había iniciado para favorecer la continuidad del actual acuerdo que se preveía superior incluso al del Manchester United. El plan del Barça pasaba por conseguir que la camiseta azulgrana fuera la mejor pagada para justificar un acuerdo que no es del agrado de algunos socios, como ya se expresó en la última Asamblea.

 A favor del Barça ha jugado Nike. Aunque inicialmente se preveía que la firma precisaba conocer el nombre del patrocinador en los próximos días para preparar las nuevas equipaciones, Nike ha concedido más tiempo al Barça en su intento de conseguir el mejor acuerdo a partir de 2016.

El acuerdo con Catar siempre ha sido un tema de difícil defensa para la directiva, como se constató en la campaña electoral, en la que Bartomeu insistió en que el club buscaría alternativas para mejorar la oferta actual. Algunos socios ya habían expresado su intención de quejarse en la asamblea del sábado. Así las cosas, la junta se concede un margen para encontrar una solución y una mejor oferta imprescindibles para cuadrar unos números que serán controlados por una nueva comisión económica presidida por Carles Tusquets —sustituto de Ramon Adell—, y de la que ha causado baja Jaume Guardiola, consejero delegado del Banc de Sabadell.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.