Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Manchester United se aferra a Martial y De Gea

Los ingleses salvan un punto ante el CSKA, el Malmoe puede con el Shakhtar y el Galatasaray remonta al Benfica

De Gea detiene el penalti ante el CSKA.
De Gea detiene el penalti ante el CSKA. AFP

El Shakhtar Donetsk acabó anoche de dimitir de esta Champions. Sumó el conjunto ucranio su tercera derrota consecutiva, esta vez en Malmoe, y continúa a cero, ya sin apenas opciones de progresar en la competición. Los suecos fueron mucho mejores y el corto resultado (1-0 con gol de Rosenberg) no reflejó lo visto en el verde. Hasta un penalti desperdiciaron los locales, aunque no lo necesitaron después. Toma posiciones el Malmoe para ese tercer puesto que da acceso a la Liga Europa, siempre contando con que Real Madrid y PSG se repartirán las dos plazas para octavos en este grupo A. El Shakhtar aún aspira a seguir compitiendo en la segunda competición continental, pero este año todo se antoja mucho más difícil para un cuadro castigado por las bajas —se le han ido pilares fundamentales como Luis Adriano y Douglas Costa— y por competir tan lejos de casa. La guerra del este de Ucrania pesa mucho en el equipo de Mircea Lucescu.

Más competido estuvo el duelo entre Galatasaray y Benfica, del grupo del Atlético. Victoria del equipo turco, que la necesitaba como agua de mayo para mantenerse vivo. Primera derrota del campeón portugués a pesar de que tuvo el partido de cara ya en el minuto 2 con el gol de Gaitán. A la media hora de partido el marcador estaba ya volteado con los tantos de Selçuk Inan y Podolski para los locales. Se comprime este grupo C, con el empate a seis puntos de Benfica y Atlético y Galatasaray con cuatro. Desahuciado parece ya el modesto Astana, que bastante premio tiene con competir con los gigantes de Europa.

Aburrimiento supino en Turín. Pocas veces un cero a cero refleja tan bien un partido anodino como este entre Juventus y Borussia Moenchengladbach. No marcó Morata, no batió el récord de seis choques consecutivos haciéndolo en Champions, y los bianconeri se secaron. Oportunidad perdida para los italianos que de vencer habrían casi sentenciado su pase a octavos en el grupo más difícil de tosa la Liga de Campeones.

En el grupo B el Manchester se aferró al partido ante el CSKA de Moscú gracias a las paradas de De Gea y al gol de Martial. Hasta un penalti detuvo el portero español, aunque el rechace le cayó a Dumbia para que adelantase al conjunto ruso. Pueden respirar los de Van Gaal con este empate (1-1). En el otro partido del grupo, el Wolfsburgo se impuso con relativa facilidad al PSV (2-0) con goles de Dost y Kruse. Un triunfo que sabe a gloria en un grupo que se encuentra tan igualado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.