Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Madrid se le cuadruplican las lesiones musculares

La epidemia que castiga a la plantilla desde 2014 condicionó a Ancelotti y se recrudece con Benítez. Los expertos lo atribuyen a las pretemporadas comerciales

Luka Modric de Real Madrid Ampliar foto
Luka Modric se recupera de su lesión en solitario durante el entrenamiento del Madrid, ayer en Valdebebas. EFE

La epidemia de lesiones que afecta a los clubes con más jugadores internacionales diezmó al Madrid la temporada pasada y provocó un conflicto irreversible entre el jefe de los servicios médicos, Jesús Olmo, y el entonces entrenador, Carlo Ancelotti. Un año más tarde, el azote de los infortunios se mantiene con la particularidad de un incremento en las lesiones musculares, cuyo registro se ha elevado de seis a nueve entre los meses de agosto, septiembre y octubre. Esta tarde (16:00 horas, C+Liga) el Madrid recibe al Levante sin Modric, sin Benzema y sin Ramos. Los tres futbolistas más determinantes en el funcionamiento del equipo. Dos de ellos —Modric y Benzema— con lesiones fibrilares.

Rafa Benítez sostiene, como todos los especialistas en preparación física, que las lesiones más evitables son las musculares. Precisamente son la clase de infortunio que en la plantilla del Madrid se ha cuadriplicado en los últimos años. Considerando el periodo que va de agosto a octubre de forma cronológica, las dolencias fibrilares que causaron la baja de un madridista fueron dos (temporada 2011-12), una (2012-13), una (2013-14), seis (2014-15) y nueve (2015-16).

Hasta la campaña 2013-14 inclusive, la primera de Carlo Ancelotti, la incidencia fue irrelevante. Según un estudio de campo realizado por la Cátedra de Traumatología del Deporte de la Universidad Católica San Antonio, durante la temporada 2010-11, solo el 25% de las lesiones del Madrid fueron musculares y pocas se produjeron en septiembre y octubre. Actualmente los parámetros se invierten: de las 11 lesiones publicadas por el Madrid en este curso más del 80% son musculares. En los tres meses de temporada transcurridos los jugadores madridistas han sufrido nueve lesiones musculares moderadas o severas, mientras que en los 10 meses del curso 2010-11 la plantilla sufrió un total de 12 lesiones de este tipo.

El Madrid pasó de un 25% de lesiones musculares hasta 2014 a más de un 80%

El doctor Olmo cuestionó la preparación física de Ancelotti para explicar la plaga del curso anterior. Pero Benítez subrayó ayer que en el Madrid se respira un saludable clima de colaboración: “Mi relación con todo el departamento médico es excelente. Creo que están haciendo un magnífico trabajo de prevención, recuperación y seguimiento de los jugadores. Todos queremos que los jugadores no se lesionen. Mi relación con los servicios médicos es de absoluta profesionalidad”.

“Veo la lista de lesionados”, observó Benítez, “y es similar a la de equipos que juegan dos partidos a la semana. Además, el 57% de las lesiones musculares se las han producido los jugadores con sus selecciones. El resto de las lesiones, que son traumáticas, no las podemos controlar”.

Benítez dice que bajo condiciones similares la epidemia se reproduce en otros clubes. Frente al total de 11 lesiones en nueve futbolistas del Madrid, el Barcelona sufrió diez en diez jugadores.

"En los grandes clubes los jugadores no hacen pretemporadas al uso y su condición no es óptima"

 El preparador físico del Rayo, Víctor Paredes, profesor de la Universidad Camilo José Cela, estima que los grandes equipos tienen buenos expertos que hacen lo que pueden por evitar un problema que los supera: “Se han disparado las lesiones en los grandes clubes; porque los jugadores vienen de la desconexión de las vacaciones, no hacen pretemporadas al uso, su condición física no es óptima y llevan dos meses jugando partidos de máxima exigencia cada tres días cuando todavía no están preparados, ni física ni mentalmente. El estrés es más dañino ahora que al final de temporada”.

Paco de Miguel, el preparador físico de Benítez, coincide en que el origen del problema podrían ser las pretemporadas. Según un estudio de 2012, De Miguel señala un tipo de pretemporada que no se organiza en función de principios deportivos: “Nos enfrentamos a giras donde los objetivos de márketing y financieros priorizan sobre la preparación”.

De Miguel dice que en las pretemporadas “al uso” los rivales son débiles, las temperaturas agradables y las sesiones de trabajo aumentan hasta un 20%, mientras que en las pretemporadas comerciales los viajes a países extraños alternan con partidos duros y temperaturas extremas. Es exactamente lo que hicieron el Madrid y el Barça este verano. El Madrid incluso viajó por Australia, China, Alemania y Noruega.

La consecuencia puede ser esta epidemia para la que el Madrid se encuentra más armado que hace un año. Ancelotti no gozó de un banquillo con Casemiro, Danilo, Kovacic, Vázquez y Cheryshev.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.