Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Igual que se habla de mi fallo, se hablará de los cambios del míster”

En tres días Benítez ha encontrado réplica a sus planteamientos y declaraciones en Ramos y Benzema

Ramos, esta mañana en Las Rozas. / Foto: EFE / Vídeo: ATLAS

En tres días, Rafa Benítez se ha encontrado con dos respuestas de dos de sus jugadores a decisiones tácticas o declaraciones suyas. El domingo fue Karim Benzema el que mostró su disconformidad por haber sido sustituido en el último derbi. "Preguntadle a Benítez por qué me cambia; yo cumplo órdenes", dijo el francés en la zona mixta del Calderón. Este martes fue Sergio Ramos el que contestó al técnico, que le había señalado horas antes en una entrevista en El Larguero al asegurar que lo que menos le había gustado del partido con el Atlético fue el error del central en el pase que propició la contra y luego el penalti cometido por el propio jugador sevillano sobre Tiago. Benítez había desvelado horas antes en la Cadena Ser que había dado la orden de "no dar pases innecesarios".

Los vestuarios suelen ser muy sensibles a que se publicite la crítica interna y el del Madrid no es una excepción. Ramos forzó para llegar al derbi y se encontró señalado por su entrenador: "Es lo que tiene, yo soy como soy, en una lesión que son cuatro semanas para recuperarse yo he jugado estando dos de baja. Hay gente que lo valora y otros que no. No quiero medallas, pero las lesiones tienen cierto tiempo que hay que respetar y hay veces que forzamos por llegar a partidos que tienen repercusión. Luego están los médicos y los entrenadores para valorar".

Ramos se presentó en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas sin maleta, muy seguro de que saldría de allí con la baja para los partidos de la selección contra Luxemburgo, el viernes en Logroño, y contra Ucrania, el lunes en Kiev. El central llegó acompañado del doctor Cota, el médico de la selección, que comprobó el estado de la luxación que padece en el hombro izquierdo y que le hizo jugar infiltrado el derbi. Al poco, se confirmó su ausencia para la doble cita y que Del Bosque le reemplazaba con su compañero de equipo Nacho.

Mientras Ramos entonaba el discurso en el que replicaba a su entrenador y admitía su propio error en la jugada, por su espalda pasaron Casillas, Isco y De Gea que hicieron una referencia graciosa a su calzado. "Vaya botitas", se escuchó. En esos momentos, el defensa sevillano estaba en plena reflexión sobre su fallo en el derbi y sobre las palabras de Benítez. "No me molesta que dijera eso, los errores son humanos, afortunadamente Keylor lo paró y no tuvo trascendencia en el resultado. Fue un fallo de infantiles, pero los errores me han hecho mejorar y aprender a lo largo de mi carrera".

El planteamiento táctico de Benítez en el segundo tiempo, tratando de cerrar el partido retrasando líneas y saliendo al contragolpe, le ha generado el primer gran aluvión de críticas al técnico madridista. "Con el 0-1 piensas que tienes el partido controlado y en vez de adelantar líneas y conseguir un gol más, inconscientemente defiendes más y retrasas las líneas. Quizá eso hizo que empatásemos. El Madrid es esto. Igual que se habla de mi error, se hablará de los cambios del entrenador. Para lo bueno y para lo malo, hay que estar preparado y quien no lo esté que cambie de equipo o que cambie de profesión", agregó Ramos.

En sus palabras también se dejó entrever que una propuesta más ambiciosa por parte de su entrenador podría haber sentenciado el duelo antes de llegar el gol de Vietto y el arreón final del Atlético: "Tuvimos oportunidad para ir a matar el partido. Nos faltó esa iniciativa de los primeros minutos y llevarla en la segunda parte. Terminamos demasiado metidos atrás". El propio Benzema, en su explicación del partido, también apuntó en la misma línea que Ramos. "Sabemos que con el Atlético si nos metemos atrás, es muy difícil. En la segunda parte nos echamos atrás y al final nos metieron un gol", analizó el francés, al que también disparó Benítez: "A lo mejor lo que tiene que hacer es marcar dos goles en vez de uno". Si en el primer tiempo el Madrid había dominado la posesión del balón (60%), en el segundo fue el Atlético el que la hizo suya (54%). Benítez quiso dominar en el segundo acto desde los espacios para salir al contragolpe. Ahí también hizo una crítica a sus futbolistas al decir que no habían acertado en los pases definitivos.

El técnico se ha defendido tirando de estadísticas para contrarrestar los adjetivos que ha recibido tras el empate del Calderón. Se le ha tildado de defensivo y amarrategui. Benítez ha contrapuesto a esas etiquetas que se le han colgado en los últimos días que Madrid es el equipo que más "goles ha marcado" en el campeonato de Liga y también el que "más remata". Sin embargo, del Calderón su equipo salió con un solo tanto, nueve remates y solo dos entre los palos.

Más información