Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Celta se mira en el Barcelona

Cuatro jugadores formados en La Masia podrían entrar en el ‘once’ titular del conjunto vigués, que recibe hoy al equipo azulgrana

Nolito Ampliar foto
Nolito festeja junto a sus compañeros un gol al Sevilla. AFP

Hasta cuatro jugadores formados en La Masia podrían entrar hoy en el dibujo de Eduardo Berizzo contra el Barcelona en Balaídos (20.00). El Celta se mira en el Barça por vocación de juego: le gusta la pelota y atacar, así que no resulta extraño que más allá de Nolito, referente en la delantera, Andreu Fontàs, Sergi Gómez y Carles Planas asomen en defensa. Nada como la zaga viguesa recuerda tanto a La Masia en las Rías Baixas, donde el ascendente azulgrana no se oculta ni se delimita porque el Barcelona no pone trabas contractuales a su presencia en la titularidad. El cuerpo técnico celeste, además, cuenta también con Roberto Bonano, portero azulgrana de 2001 a 2003, que trabaja como preparador de los metas. Y tampoco resulta extraño que Luis Enrique, Stoichkov y Eusebio pasaran por su banquillo.

La presencia de Nolito, referente en la delantera, y de Fontàs, Gómez y Planas en defensa remite a La Masia

La expulsión de Jonny Castro frente al Sevilla, junto con las lesiones de Cabral y Tucu Hernández, propician la entrada de los tres canteranos en el once titular junto a Nolito. Cabral, con una contractura en el gemelo derecho, fue sustituido por Fontàs y es duda para hoy. Lo mismo que Hernández, que padece un esguince en el ligamento de la rodilla izquierda. Sin embargo, el técnico podría contar en el último momento con ambos por la levedad de sus lesiones. La presencia de Castro depende de que la entidad gallega consiga que se acepte el recurso por la tarjeta.

“Enfrentarte al Barça siempre es especial, es el club en el que me formé como jugador como y persona. Será una motivación extra”, reconoció Carles Planas, que llegó al Celta en 2014 con la carta de libertad por tres temporadas, después de haber disputado 35 encuentros con el filial azulgrana en el curso anterior. El zaguero, internacional con la Sub-21, jugó en las categorías inferiores de La Masia desde los 10 años y debutó con el primer equipo en 2012 ante el Alavés en la Copa. De confirmarse su titularidad, volvería a disputar un encuentro con la camiseta celeste tras lesionarse en la recta final del curso anterior.

Bonano, que ejerce de entrenador de porteros, recuerda que por el banquillo celeste han pasado antes Stoichkov, Eusebio y Luis Enrique

Por otro lado, la posibilidad de una pareja de centrales formados en Can Barça está en el aire. Sergi Gómez y Fontàs, que acumularon minutos en Sevilla, podrían ser los elegidos para parar a la delantera rival. Gómez llegó a Vigo el mismo verano que Planas a coste cero hasta 2017, dando por fin el salto definitivo a Primera tras cinco años en el filial barcelonista y debutar en el equipo de Pep Guardiola en la Supercopa de España de 2010. “El año pasado fue de trámite. Llegaba de una categoría inferior y ahora quiero jugar todos los partidos si puede ser”, dice.

El peligro de Nolito

Berizzo también podría volver a contar con Fontàs, titular indiscutible junto a Cabral después de superar una tendinitis. El equipo vigués fichó al gerundense en 2013, recomendado por Luis Enrique, quien lo convirtió en un fijo de la defensa. En el Barça, reemplazó a Piqué ante el Sporting de Gijón en 2009 y, después de disputar varios encuentros, se le hizo ficha con el primer equipo tras la baja de Abidal. Una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla derecha paró su trayectoria ascendente y se marchó cedido al Mallorca, hasta que Luis Enrique lo reclamó para el Celta.

Por su parte, Nolito espera incomodar al conjunto de Luis Enrique después de un verano lleno de rumores sobre su posible retorno a Barça. “Esperemos que no tenga su día porque si lo tiene es muy difícil de parar”, avisó el técnico azulgrana. Desde su llegada a Balaídos en 2013, después de pasar por el Granada, el Benfica y debutar en el Barça, se ha convertido en el máximo goleador celeste. La temporada pasada fue nombrado mejor jugador de septiembre por la LFP con cinco goles en los 10 primeros encuentros de la Liga. Actualmente, lleva cuatro tantos en otros tantos partidos, y espera poder mejorar sus números ante el Barcelona.

Más información