Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kovacic busca su sitio

La lesión de Bale abre las puertas al croata al que en el Inter volvieron loco con continuos cambios de posición

Mateo Kovacic contra el balón en el partido contra el Shakhtar. Ampliar foto
Mateo Kovacic contra el balón en el partido contra el Shakhtar. AP

Como una hormiguita, sin hacer ruido, Mateo Kovacic va sumando minutos. 20 el día del Sporting, 17 contra el Betis, 35 en Cornellá y 64 anoche, en su debut en Champions contra el Shakthar. Cuando se lesionó Bale, Rafa Benítez lo tuvo claro. Reorganizó al equipo en un 4-4-2 y puso al croata de interior.

“Lo he metido ahí porque los laterales subían mucho y él está acostumbrado a jugar por dentro, lo hacía en el Inter, en esa posición nos da manejo de balón y amplitud”, explicó el técnico madrileño al final del partido. Kovacic dio 55 pases buenos de 57.

Las molestias de Bale en el gemelo izquierdo –mañana se le harán pruebas para diagnosticar la entidad de la lesión, aunque Benítez ya dijo anoche que no es nada optimista al respecto- abre las puertas a la titularidad a Kovacic si el técnico decide mantener el 4-4-2. El croata tiene 21 años. Llegó este verano procedente del Inter. En Italia dejó ver su talento pero también sus problemas de continuidad en el juego. Podía enamorar a todos en un partido y desaparecer los cinco siguientes.

Continuidad es lo que le fueron reclamando primero Stramaccioni (el técnico que le fichó en enero de 2013 después de quedar fascinado viéndole en un vídeo) luego Mazzarri y finalmente Mancini. En dos años y medio con la camiseta del Inter, Kovacic marcó 8 goles y jugó 93 partidos. Le marearon con continuos cambios de posición. Con la selección croata juega de 10. En el club italiano jugó de interior, de externo y en ocasiones de trescuartista. Con la llegada de Mancini, de las tres cosas.

No convencido con ninguna, este verano el técnico italiano decidió colocarle delante de la defensa. Para Mancini, Kovacic no podía jugar de interior porque le faltaba garra; tampoco de mediapunta ni trescuartista porque, según él, no tenía cambios de ritmo. De ahí que en pretemporada –precisamente contra el Real Madrid- lo colocara de mediocentro defensivo. Sorprendió Kovacic en su presentación con el club blanco cuando dijo que donde mejor se encuentra es de mediocentro defensivo ya que apenas jugó en esa posición.

Para Mancini, Kovacic no podía jugar de interior porque le faltaba garra; tampoco de mediapunta porque no tenía cambios de ritmo

“Kovacic necesitaba a gente de nivel a su lado para poder crecer. Con 20 años se encontró a ser líder en el Inter y asumir responsabilidades demasiados grandes para su edad así que sus defectos han sido amplificados y sus dificultades agrandado. Para mí tiene tanta clase que puede convertirse en el nuevo Pirlo”, decía hace algunas semanas Luis Suárez, una vida en el Inter como jugador, dirigente y observador.

“Mateo es muy diferente de Kroos, Modric y Casemiro porque tiene gol. Ha ganado peso, músculo y estructura física en los últimos años”, apunta Mate Bilic, ex del Sporting y compatriota de Kovacic.“Técnicamente es muy bueno, a ver cómo se desenvuelve bajo los focos del Madrid. Modric, por ejemplo, tardó seis meses en adaptarse , pero ahora puede ser un gran apoyo para él. Luka es más fuerte de piernas, Mateo es más habilidoso en el pase y tiene más llegada. Cuando coge el balón ves las enormes calidades que tiene”, añade Bilic.

Kovacic fue una petición expresa de Benítez que le tenía controlado en su paso por la Serie A. El club ha pagado por él unos 30 millones. Espera que sea igual de bueno y rentable que Luka Modric.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.