Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Katsikaris: “Los griegos están locos con este equipo”

El seleccionador heleno analiza las virtudes de su grupo, rival de España en cuartos, con el potencial de la pareja Koufos-Antetokounmpo y la dirección de Spanoulis como claves

Katsikaris, seleccionador de Grecia, durante el encuentro contra Bélgica. Ampliar foto
Katsikaris, seleccionador de Grecia, durante el encuentro contra Bélgica. AP

Después de quedar fuera de los Juegos de Londres en 2012, de descabalgar en la segunda fase del Eurobasket de Eslovenia en 2013 y de toparse con Serbia en los octavos del pasado Mundial, Grecia ha reunido en el presente torneo a su mejor equipo en la última década para regresar a un podio que no pisa desde 2009. Campeona europea en 2005 y plata mundial en 2006, la selección helena mezcla talento y potencia, vértigo y pausa, mística y martillo y ha alcanzado con paso firme los cuartos de final. Con seis victorias en seis partidos, con 77 puntos de media a favor y solo 65,6 en contra y con constantes exhibiciones de solvencia y repertorio.

“El equipo está preparado. Buscábamos el equilibrio, la apuesta era que estos 12 jugadores, que han ganado de todo, fueran capaces de formar un equipo y lo hemos conseguido. Estamos unidos y preparados para cualquier reto”, explica Fotis Katsikaris, seleccionador de Grecia. “Los griegos están locos con este equipo. Son los 12 mejores jugadores que podíamos tener. La duda era si podían aparcar sus egos y dejarlos en Grecia para armar un equipo y lo hemos conseguido entre todos. Esa será la clave para mirar hacia adelante”, proclama el técnico heleno antes de medirse a España por una plaza en las semifinales. Su pizarra ha logrado sincronizar todas las sensibilidades de un grupo con dos gigantes y un demonio.

“Koufos y Antetokounmpo han entrado en el equipo en el mejor momento. Estoy muy contento con el trabajo de nuestros dos grandotes. Son muy diferentes entre sí y los dos están haciendo un trabajo espectacular. En Europa apenas se conoce a Koufos, pero es un jugador muy rápido y explosivo para su altura. Es también un gran defensor, especialmente en los bloqueos directos y puede finalizar la jugada porque es muy rápido. Esa ha sido una de las claves; la otra, el habernos adaptado de nuevo al juego de Spanoulis. El año pasado jugábamos mucho más rápido, con muchas más posesiones y moviendo más el balón. Pero cuando está Vassilis en la pista hay que jugar a través de él. Conoce lo que queremos hacer como equipo, y, con él como líder, estamos haciendo un trabajo perfecto, partido a partido”, se felicita Katsikaris.

España mide la pujanza del proyecto griego con la última referencia de la victoria helena en la segunda fase del Europeo de 2013 (79-75). “Sabemos las dificultades de jugar frente a España. Lo hemos visto en los últimos años muchas veces. Como en otros torneos, en la primera fase el equipo ha estado buscando el ritmo y la forma de juego y, después de superar el grupo del infierno en Berlín, ahora está de nuevo ante los retos de siempre”, retoma Katsikaris.

Sabemos las dificultades de jugar frente a España. Lo hemos visto en los últimos años muchas veces.

Grecia se merendó a Bélgica en Lille rumbo a cuartos (75-54, con la inopinada resurrección de Ioannis Bourousis, dimitido en el último tramo de la temporada del Madrid tetracampeón). “Todavía podemos mejorar muchas cosas. Hay que seguir trabajando en la misma línea que ahora, pero según avanza el torneo hay que dar más. Es la selección griega con más talento de los últimos años. Formamos un grupo de 12 jugadores con mucha experiencia en la Euroliga y la NBA y poniendo esa experiencia al servicio del equipo somos muy fuertes”, refrenda Georgios Printezis. Desde que Lituania alcanzara el título europeo en 2003 como invicta, ningún equipo ha logrado el pleno de victorias rumbo al oro. Doble reto para la mejor Grecia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información