Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Artur Mas: “La Liga no renunciaría al Barça-Madrid”

Al presidente de la Generalitat no le emociona la selección y entiende los pitos al himno

Mas juega con un balón para la Revista Panenka.
Mas juega con un balón para la Revista Panenka.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, está convencido que los clubes catalanes seguirían jugando en la Liga española si Cataluña se convirtiera en un Estado independiente: “No me creo que la LFP vaya a renunciar a su mejor activo, que es un Barça-Madrid. Al Barça y al resto de clubes catalanes les interesará estar en una liga estatal e idealmente competir en una liga europea, que es a lo que yo creo va a tender este deporte. Pero la Liga española necesita como el pan que come que el Barça sigua estando ahí”, afirma en una entrevista exclusiva a la revista Panenka, cuyo número 44 se pondrá a la venta el próximo día 10.

Mas, socio del Barcelona desde los 17 años, también se pronuncia sobre el papel del club azulgrana en la actual coyuntura política catalana. “El Barça no transmite un mensaje político” sino de “país”, manifiesta, para después subrayar que la proliferación de banderas independentistas en el Camp Nou es “una expresión más de la catalanidad”, aunque a algunos “les duela, les cabree y busquen la manera de sancionarlo”. El presidente de la Generalitat intuye que la UEFA “ha estado fuertemente presionada por el Gobierno español o por entidades oficiales españolas” cuando ha multado al Barça por la exhibición de estelades en la final  de Berlín.

La Monarquía, árbitro

“Coincido con Bartomeu en que existe una mano negra”, agrega Mas, quien justifica, por otra parte, la dimisión de Rosell:“La presión que tenía encima no era soportable. Quedarse era contraproducente”. El presidente de la Generalitat dice que nunca vibró con la selección española: “Alguna final hemos visto en casa, por afición al fútbol, pero nunca hemos brindado con cava por sus victorias; no me emociona”.

Mas anuncia que si después del 27-S existe una mayoría independentista en el Parlamento catalán, en las negociaciones con el Estado español será “necesario” contar con “un árbitro”, papel que en su opinión no necesariamente correspondería a Alemania: “No me opondría a que fuese la Monarquía, aunque tiene un poder muy limitado en España”. El presidente de la Generalitat concluye que las pitadas al himno español son anteriores a la última final de Copa: “Hay mucha gente que no se identifica con él. Es un problema de sentimientos y contra los sentimientos no se puede decretar nada. Hay que tomarse estos gestos deportivamente”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.