Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid se enfrenta a PSG, Shakhtar Donetsk y Malmoe

Di María regresa al Bernabéu con el equipo parisino, que discutirá a los blancos la primera plaza del grupo

Di María, en su presentación con el PSG.
Di María, en su presentación con el PSG.

El Real Madrid tendrá que aplicarse en la fase inicial de la Champions. No porque el grupo sea para amedrentarse, sino que un traspié con el engorroso Shakhtar puede complicar el tránsito. El PSG parte como el gran rival y el Malmö, como la cenicienta. Eso sí, es el único del grupo junto a los blancos, por supuesto, que puede presumir de haber disputado una final de la Copa de Europa.

El multimillonario PSG del jeque qatarí Al-Khelaifi mantiene el espinazo de las últimas temporadas con la gran novedad de la inclusión de Di María, el futbolista que más dinero ha movido en la historia del fútbol, unos 180 millones. El Fideo se suma así a una plantilla lustrosa, con jugadores de gran reputación, caso de los zagueros Thiago Silva y David Luiz, los pivotes Verratti y Motta, el volante Matuidi, el enganche Pastore y los delanteros Ibrahimovic —máximo goleador en la historia del club con 111 tantos—, Cavani y Lavezzi.

Con Laurent Blanc en el banquillo, el PSG no ha terminado de explotar en la Copa de Europa, pese a su enorme desembolso económico. En la última edición se apuntó un sonoro triunfo al eliminar al Chelsea, pero luego sucumbió sin remedio ante el Barcelona. La Copa de Europa y París, su cuna, siguen en deuda, como otras grandes capitales, caso de Roma, Berlín y Moscú. A este club, con tan solo 45 años de vida, se le exige un gran título. Es el gran objetivo, la liga francesa se le ha quedado pequeña. En su corta historia figuran dos enfrentamientos directos con el Real Madrid, y en ambos salió victorioso el conjunto parisino, tanto en la UEFA 92-93 como en la Recopa 93-94.

El Shakhtar Donetsk, por su parte, se ha convertido en un clásico de los torneos europeos desde que en 2004 llegara al banquillo el rumano Mircea Lucescu, que ahí sigue a sus 70 años. En 2009 alcanzó su gran cumbre al ganar la Liga Europa. Ahora, el club pasa enormes vicisitudes a causa del conflicto bélico en Ucrania. Desde 2014, su sede administrativa está en Kiev, no en Donetsk, foco principal de las disputas. El equipo se entrena en Kiev y juega a más de mil kilómetros de su gente, en Lviv, donde el conjunto español tendrá que ir en pleno invierno, el 25 de noviembre.

En lo deportivo, en el Shakhtar prevalecen los brasileños, que han encontrado en esta entidad otro puente de entrada al fútbol europeo. Este curso ha perdido a sus dos mejores jugadores, Luiz Adriano, alistado por el Milan, y Douglas Costa, fichado por el Bayern de Pep Guardiola, una de las grandes sensaciones de esta pretemporada. Otro brasileño, Teixeira es ahora su mejor jugador. Pero el equipo, sobre todo en Ucrania, suele ser competitivo. Se trata de un cuadro efectivo, pero poco vistoso. Su estancia en esta Liga de Campeones le llegó tras fundir en la fase previa al Rapid de Viena.

El Malmö parece condenado a la cola del grupo. En la fase previa eliminó al Celtic de Glasgow, hoy un clásico entre tinieblas. El Malmoe, que junto al Goteborg domina el fútbol sueco, alcanzó gran notoriedad en 1979, cuando disputó la final de la Copa de Europa contra el Nottingham Forest. Cayó por 1-0, pero ni antes ni después otro club sueco llegó a tales cotas. Por sus filas han pasado ilustres como Ibrahimovic, su primer club, y algunos de los internacionales suecos más sólidos de los noventa, como el exazulgrana Patrick Andersson, Jonas Thern y Martin Dhalin.

En 2009 estrenó el Swedbank Stadion, con capacidad para 24.000 espectadores. Equipo de fútbol directo y físico, su jugador más prestigioso es el capitán, Markus Rosenberg, exfutbolista del Ajax, el Werder Bremen, el West Bromwich Albion y el Racing de Santander, que le debe una permanencia en Primera por sus nueve goles en 2010-2011.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información