Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sospecha de amaño en la previa de Champions

La UEFA investiga a un equipo albanés que encajó goles en los últimos minutos, como adelantó el alto volumen de apuestas

Jugador del Skenderbeu Ampliar foto
Un jugador del Skenderbeu ante el portero del Dinamo.

El Skenderbeu es un diminuto club albanés que ha rozado su pequeño milagro. Tras pasar dos rondas previas en la Liga de Campeones cayó el martes frente al Dinamo de Zagreb de Croacia en el último partido antes de la fase de grupos. Nunca un equipo albano había llegado tan lejos. Pero el cuento, como tantos, tiene un reverso tenebroso. Federbet, una asociación contra el amaño de partidos que analiza las apuestas en miles de casas del mundo, ha detectado apuestas sospechosas en dos de sus partidos y la UEFA le investiga desde hace tiempo. El problema para el fútbol europeo es que el Skenderbeu, al que este diario ha intentado sin éxito contactar, ha pasado ahora a la Europa League.

El pasado 21 de julio el equipo norirlandés Crusaders recibe al Skenderbeu en una de las remotas previas de la Champions. El Crusaders ha perdido en la ida 4-1 y apenas tiene opciones. En un campo con poco público y con jugadores con aspecto de aficionados, llega al minuto 78 perdiendo por 1-2. Los albanos están virtualmente clasificados para la siguiente ronda.

Pero entonces algo pasa. Las casas de apuestas empiezan a recibir dinero a favor de que el equipo albano va a encajar algún gol en el descuento. “Normalmente, eso se debía pagar por encima de 5 a 1, pero hubo tantas apuestas que quedó 1,9 a 1”, explicó ayer Federbet a este diario. Efectivamente, pasado el minuto 90, y con la eliminatoria decidida, los norirlandeses marcan dos goles. Había en juego entre uno y tres millones de euros.

El Skenderbeu elimina después al Milsami moldavo y juega la última eliminatoria contra el Dinamo de Zagreb. Los croatas ganan 1-2 en la ida y en la segunda parte de la vuelta vencen 3-1. Con 5-2 en contra y frente a un histórico poco tienen que hacer los albaneses. El Dinamo juega casi toda la segunda parte con un jugador menos por una expulsión, así que lo lógico era que intentase defender el resultado. Sin embargo, las cuotas de las apuestas vuelven a cambiar. En el minuto 78 se paga 1,2 a 1 que el Dinamo marcaría otro gol, cuando según Federbet lo lógico es que se pagase 2,5 a 1. Ha entrado tanto dinero apostando por otro gol del Dinamo que la cuota ha bajado drásticamente. Es como si ese gol fuese inevitable cuando la experiencia dicta que era algo inusual. En el minuto 80 y con uno menos, marca el Dinamo, como preveían las apuestas. Hubo entre cinco y 10 millones de euros en juego.

Con la eliminatoria decidida encajó dos tantos en el descuento como preveían las apuestas

Francesco Baranca, secretario general de Federbet, explica que los números son rotundos: “Viendo los goles puedes dudar, pero según los números esos goles estaban absolutamente amañados”. Baranca critica la pasividad de la UEFA pero resalta que el Dinamo y el Crusaders podían perfectamente estar fuera del amaño. Lo que ocurrió en los dos casos es que con la eliminatoria decidida, el equipo albanés encajaba goles al final, en línea con lo que predecían las apuestas.

Federbet trabaja para la Liga española y cuando da un aviso de apuestas alteradas son tomados muy en serio. Una alerta suya en primavera dio origen a una investigación que llevó a la detención de decenas de personas en la segunda división italiana por amaño.

Oficialmente, la UEFA señaló ayer que “no comenta investigaciones en curso”. Pero fuentes próximas al caso señalan que el Skenderbeu es un viejo sospechoso del órgano del fútbol europeo. Dichas fuentes destacan su preocupación por el equipo albanés ahora pasa a jugar la Europa League.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información