Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El socio de todos

Óliver será titular frente a Las Palmas tras convencer a Simeone en pretemporada

Óliver Torres en un partido de pretemporada
Óliver Torres en un partido de pretemporada AFP

A la salida del Cerro del Espino de Majadahonda, los aficionados se agolpan alrededor del utilitario rojo que conduce Óliver Torres (Navalmoral de la Mata, 20 años) para cazar un autógrafo del chico que ha heredado el 10 de Arda Turan. El mentón más pronunciado y el fibroso antebrazo que sobresalen por la ventanilla del automóvil dan las pistas de un cuerpo más trabajado físicamente. Su desarrollo muscular ya fue diseñado por el preparador físico, el Profe Ortega, hace dos años.

La pretemporada de Óliver ha convencido a Diego Pablo Simeone, que en la rueda de prensa pronunció de corrido su nombre entre los titulares que se medirán hoy a Las Palmas en el Vicente Calderón (20. 30 Movistar +). La entrega de un puesto en el once titular le ronda en la cabeza la cabeza desde un entrenamiento, el 16 de julio, en la concentración de San Rafael.

Un año y medio después, tras sus cesiones al Villarreal y al Oporto, Óliver regresa al Calderón para reencontrarse con una hinchada que pretende comprobar la progresión experimentada en su último año en la liga portuguesa, una competición de pierna dura. De allí salió como el jugador revelación, hizo siete goles y otros tantos pases de gol. También las estadísticas señalaron que fue el centrocampista con mejor promedio de robos de balón. Cada uno de esos registros responde a lo que Simeone le pide a sus centrocampistas: quite, pase y gol llegando desde la segunda línea.

Óliver emergió a la vez que el equipo que acabaría firmando la mejor temporada de la historia del Atlético. Por entonces, Simeone no le veía formado. No dudaba de su calidad, pero sí de que pudiera expresarla. “No hay problema porque es muy bueno”, decían por entonces en el cuerpo técnico. “Ahora es más agudo, más vertical, mira más portería y el último pase. Ya es un hombre para jugar en el Atlético”, asegura Filipe Luis.

“Hablé con Óliver cuando llegó este verano. Con la salida de Arda y la responsabilidad que tenía para él lo que pienso es que como futbolista tiene todas las condiciones para rendir y mostrar su juego”, dice Simeone. Durante el entrenamiento del miércoles el técnico argentino le jaleó para darle confianza: “Eres determinante en el área. Necesitamos tu juego entre líneas”.

La titularidad de Óliver supone una apuesta por un futbolista que se asocia en cualquier parte del campo, que se ofrece constantemente para darle soluciones al compañero que tiene el balón y continuidad al juego. Su sociedad con Jackson Martínez en el Oporto puede ser un punto de partida que refuerce su propia titularidad. También las alianzas que pueda montar con Koke o Griezmann pueden ser otro punto fuerte de este Atlético. “Creemos en su visión de juego y tenacidad para adaptarse a diferentes posiciones, además se está esforzando en defensa”, le elogia Simeone.

El retorno de Óliver y las otras incorporaciones han generado multitud de especulaciones sobre a qué jugara este Atlético. “Tenemos nombres importantes, aunque muchos chicos jóvenes como Vietto, Óliver, Carrasco o Koke y Griezmann aunque ya estén asentados… y eso es importante. Pero queremos volcarnos en no perder la esencia del equipo y a lo que pide cada partido. Arriba hay mucha competencia. Buscaré entre los once y el banquillo un equipo que me dé soluciones”, avanza Simeone.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.