Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Barça no le van las pretemporadas

El equipo azulgrana sólo ha ganado a un ‘grande’ en el último lustro de veranos

Mario Suárez trara de zafarse de Rafinha.
Mario Suárez trara de zafarse de Rafinha. EFE

No suele Luis Enrique, técnico del Barcelona, señalar públicamente los puntos fuertes ni débiles del equipo porque entiende que es dar ventajas a los rivales. Pero tras caer ante la Fiorentina el pasado domingo (2-1), fue claro en su dictamen. “Tenemos que mejorar las situaciones dentro del área defensiva”, expuso el entrenador, consciente de que el delantero italiano Bernardeschi había rematado en dos ocasiones solo dentro de la casa de Ter Stegen para convertir dos goles. La derrota azulgrana y los sucesivos resultados negativos —también cayó ante el Chelsea en los penaltis (2-2) y frente al Manchester United (3-1)—, en cualquier caso, no son preocupantes si se mira las pretemporadas del equipo en el último lustro, donde apenas impuso su fútbol ante los grandes.

En el último ejercicio de Pep Guardiola en el banquillo del Barça, en la 2011-12, el equipo cayó en pretemporada ante el Manchester United (2-1), pero logró superar al Bayern (2-0), único triunfo veraniego ante un equipo que aspira a la Champions. Así, en el ejercicio 2012-13, con Tito Vilanova, fue incapaz de superar al PSG (2-2) y al mismo United (0-0). Repleto el equipo de bajas porque los internacionales se incorporaron más tarde, los técnicos defendieron que eran pruebas de nivel que arrojaban conclusiones positivas. Lo mismo argumentó Luis Enrique tras la Fiore: “Hay muchos aspectos del juego que me han gustado. Nos ha faltado efectividad, pero hemos generado un sinfín de ocasiones de gol”.

“Tenemos que mejorar las situaciones dentro del área defensiva”, expuso Luis Enrique tras caer ante la Fiorentina

No pudo decir lo mismo el Tata Martino cuando perdió con el Bayern (ya de Guardiola) hace dos temporadas. Fue un 2-0 donde el conjunto bávaro también ganó la posesión. Y en el curso pasado, Luis Enrique ganó al Recreativo por la mínima, empató con el Niza (1-1) y perdió frente al Nápoles (1-0). “Hemos sido mejores; el fútbol tiene estas cosas”, convino. Pero no enunció el mismo discurso tras el partido en el Artemio Franchi. “Somos muy buenos si estamos al 100%, pero si no, pues ya no somos tan buenos”.

Al Barça le toca mañana el Gamper (22.00 h. / TV3 y Antena 3) contra el Roma. Un torneo que suele dársele bien, por más que cayera en 2012 ante el Sampdoria (0-1). Venció, sin embargo, al Nápoles en 2011 (5-0) y al Santos (8-0) y al Club León (6-0) en las dos ediciones postreras. Este duelo será la última prueba azulgrana, en la que se espera ya la participación de Messi y Neymar, antes de la Supercopa de Europa en Tiflis (Georgia) frente al Sevilla. “Cuando finalice la Supercopa sabré si hemos llegado bien al enfrentamiento”, resolvió Luis Enrique. Más que nada porque las pretemporadas son para la puesta a punto y poco más. Al menos en el Barça de los últimos tiempos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.