El Barça choca contra el United y los postes

Los errores defensivos y tres disparos repelidos por los palos propician la primera derrota del equipo de Luis Enrique (3-1)

Luis Suárez dispara pese a la oposición de Blind.
Luis Suárez dispara pese a la oposición de Blind.Jeff Chiu (AP)

La hinchada americana disfrutó con un partido digno de Champions emigrado a San Francisco. El Manchester y el Barcelona entretuvieron lo justo, más pendientes de calibrar sus motores. Los ingleses vencieron 3-1 al cuadro de Luis Enrique, que controló el partido, pero chocó contra su falta de ritmo y los postes.

La hora y el calor invitaban a la playa, pero, sobre todo, el terreno de juego, con tanta arena como césped. Las agujas marcaron las 13 en Santa Clara (San Francisco) cuando el Manchester y el Barça arrancaron el amistoso, a ritmo somnoliento, al ritmo que el tapete dejaba mover a la pelota. Los muchachos de Luis Enrique esquivaron las excusas y buscaron controlar el partido.

M. UNITED, 3; BARCELONA, 1

Manchester United: De Gea; Darmian, Jones, Blind, Shaw; Carrick, Schneiderlin, Mata; Young, Depay y Rooney. A partir del minuto 62 Van Gaal: cambió a todo el equipo y alineó a Johnstone; Smalling, Valencia, McNair, Blackett; Pereira, Fellaini, Ander Herrera; Lingard, Januzaj y Wilson

Barcelona: Ter Stegen (Massip, m. 46); Adriano (Rakitic, m. 46), Piqué (Bartra, m. 68), Vermaelen (Mathieu, M. 60), Alba; Sergi Roberto, Busquets (Gombau, m. 68), Iniesta (Halilovic, m. 68); Rafinha, Luis Suárez (Sandro, m.68) y Pedro (Munir, m.68).

Goles: 1-0. M. 8. Rooney. 2-0. M. 64. Lingard. 2-0. M. 89. Rafinha. 3-1. M. 90. Januzaj.

Árbitro: Baldomero Toledo. Amonestó a Jones y Ander Herrera.

Levis Stadium de Santa Clara. 68.500 espectadores. International Champions Cup.

Avisó Luis Suárez, con un tiro libre que se terminó rebotando contra el poste, y la tuvo Sergi Roberto en un mano a mano frente a De Gea, que el portero español controló sin esfuerzo. Las buenas intenciones del Barcelona se desvanecieron en una distracción de Adriano que se olvidó de Rooney. El capitán de los diablos rojos cabeceó un saque de esquina. El United se conformaba con el orden táctico; el Barça, con afinar el tono de sus jugadores. Pudo cantar el empate pero el palo se lo volvió a negar al 9 blaugrana.

El segundo tiempo llegó con pocas rotaciones (Masip por Ter Stegen) y con una novedad: el polifacético Sergi Roberto se estrenó como lateral derecho, en lugar de Adriano, reemplazado por Rakitic. No cambió el guion del partido, hasta cuando el tablero marcó la hora de juego y Van Gaal sustituyó a todo su once titular. Un canje en masa que pareció distraer a los azulgrana. Los refrescados ingleses tardaron un minuto en montar el segundo tanto. Contestó el Barça con un testarazo de Munir. Otra vez el poste evitó el gol. Rafinha, sobre el pitido final, se sacó las ganas de gritar el descuento. Pero segundos después, otra distración defensiva del Barça, estableció el 3-1.

Sobre la firma

J. I. Irigoyen

Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS