Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Karabatic cambia el Barça por el PSG

El jugador abona los dos millones de la cláusula y se marcha a París tras conquistar todo los títulos de la temporada pasada

Karabatic, en un partido europeo de esta temporada. Ampliar foto
Karabatic, en un partido europeo de esta temporada. efe

Hace tiempo que Nikola Karabatic buscaba la mirada del adiós. Sin embargo, antes tenía una cuenta pendiente, casi personal, vestido de azulgrana. “He firmado con el Barça para ganar la Copa de Europa”, confesó el francés cuando aterrizó en Barcelona en 2013. Ese día llegó. “Lo importante para mí es ganar títulos con mis amigos, hemos peleado y ganar la Champions con el Barça era más que un sueño”, contó tras alzar la tercera Champions de su carrera. Y una vez cumplido el sueño, adiós. Karabatic depositó ayer los dos millones de euros de su cláusula de rescisión; su próximo destino es el PSG.

El contrato de Karabatic con el Barcelona expiraba en 2017. Pero el francés ya tenía su futuro en la cabeza. “Nikola nos comunicó, hace semanas, sus deseos personales. El club lo entiende y el jugador cuenta con todo nuestro apoyo”, aseguró el técnico del Barça, Xavi Pascual. “Él ha estado muy a gusto en Barcelona. Ha tenido una oferta muy buena de París. Es comprensible que el mejor jugador del mundo quiera volver a su país. Me consta que le costó mucho tomar esta decisión”, añade Víctor Tomás, capitán del Barça.

El lateral, de 31 años, regresa a Francia, donde ha declarado por la acusación de presuntas apuestas contra su antiguo club, el Montpellier, cuando aún pertenecía al equipo. La fiscalía solicitó tres meses de cárcel y 30.000 euros de multa para Karabatic.

El fichaje de Turan

La gestora del Barça, por otra parte, duda sobre si le conviene o no anunciar el fichaje de Arda Turan, del Atlético. La contratación del jugador, solicitado por Luis Enrique, está cerrada, pero no está decidido si se comunicará próximamente o cuando sea elegido el nuevo presidente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.