Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos anuncian que no harán más controles antidopaje

Una empresa alemana se adjudica el concurso de la agencia española y hará las muestras

El laboratorio antidopaje de Pekín 2008. Ampliar foto
El laboratorio antidopaje de Pekín 2008. REUTERS

La asociación de médicos habilitados como agentes de control antidopaje anunció ayer que sus afiliados (un 85% de los que forman el contingente español, según sus fuentes) dejarán de hacer controles de sangre y orina “mientras la agencia española (AEPSAD) no resuelva su situación”.

La “situación” es que la empresa alemana PWC, adjudicataria por 911.000 euros, del servicio de toma de 5.700 muestras entre el 1 de julio de 2015 y el 30 de junio de 2016, no ha logrado convencer con su oferta económica a la mayoría de los médicos controladores de que formen parte de su equipo.

El anuncio no pareció afectar en lo más mínimo a la AEPSAD, que respondió al comunicado de los médicos con un comunicado propio en el que subraya que “el procedimiento de tomas de muestras continuará llevándose a cabo según lo previsto”.

Polémico concurso

El conflicto es el último capítulo de una historia torcida desde que se convocó en abril de 2014 el concurso para externalizar un servicio excesivam,ente costoso para los medios de la AEPSAD, que no podía alcanzar los objetivos de controles que se fijaba. Al concurso se presentaron dos de las empresas que más controles hacen en el mundo, la sueca IDTM y PWC. Tras varios recursos y dilaciones se le adjudicó finalmente a PWC, adjudicación que IDTM, que la considera teledirigida, ha pedido a la Audiencia Nacional que se suspenda cautelarmente hasta que se resuelva su último recurso.

Pero para los médicos, que creen que están en riesgo los controles en España ni una ni otra empresa son la solución, sino el problema: IDTM había comenzado a capacitar a personal no médico para los controles y el salario ofrecido por PWC no les satisfaccía, pues es, según sus cuentas, un 84% inferior al actual. “Pero no salen perdiendo”, explican en la AEPSAD. “Hasta ahora se pagaban 120 euros por control, pero en cada control, por ejemplo en un partido de fútbol, se podían tomar hasta seis u ocho muestras. Y PWC pagará por muestra, no por control”.

Pero, según diversas fuentes, que señalan que el objetivo de ambas empresas era usar España como puente hacia el mercado latinoamericano, aun a costa de perder dinero, hacer 5.700 controles por 911.000 euros (unos 160 euros por muestra) es imposible. “Solo el material de un control son 30 euros, sin contar desplazamientos, transporte de muestras, sueldo del controlador....”

Hasta ahora, solo médicos titulados podían encargarse de los controles y un centenar de ellos, la mayoría ligados a federaciones, centros de alto rendimiento y preparación de deportistas, los llevaban a cabo en España desde hace años. Con la nueva ley antidopaje, y el real decreto que la desarrolla, ya pueden tomar muestras de orina (no de sangre) personal sanitario no necesariamente médico puede optar a la capacitación de agente de control, al igual que ocurre en otras agencias y en diversas federaciones internacionales.

Los médicos creen que finalmente la AEPSAD recurrirá a enfermeros para los controles de orina y que no se efectuarán controles de sangre mediante una serie de acreditaciones exprés, y poco fiables, a agentes para que la empresa alemana pueda cumplir su contrato.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información