Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reestreno prometedor de Mengual

La nadadora, que formó junto a Pau Ribas en el dúo mixto, logra el oro en el trofeo Infantas de España disputado en la piscina sabadellense

Mengual y Ribas, durante el ejercicio. Ampliar foto
Mengual y Ribas, durante el ejercicio.

La pareja formada por Gemma Mengual, que fichó por el Sabadell para competir en la modalidad de dúo mixto, y el jovencísimo Pau Ribas, estrenó en el trofeo Infantas de España la nueva coreografía que presentará en el Mundial de Kazán con un resultado excelente.

La canción del grupo Evanescence retumbó en las paredes del pabellón mientras Mengual y Ribas realizaban un ejercicio con mucha fuerza que dejó al público extasiado, estallando en una larga ovación cuando la sirena aún giraba sobre el agua al son de los últimos acordes. Ambos se mostraron muy satisfechos con el trabajo presentado en la piscina, teniendo en cuenta que llevan poco tiempo preparando esta coreografía. “Estamos satisfechos a pesar de que la segunda parte del baile sólo la hemos practicado durante dos semanas y estaba algo verde”, explicó la barcelonesa. Le dio la razón Ribas: “Es cierto que durante la segunda parte, que estaba menos trabajada, nos hemos sentido un poco más inseguros”.

“¡Imaginaba que vendría gente, pero no tanta!”, comentó sorprendido Ribas

Ante el hecho de competir junto a una de las deportistas españolas más laureadas de la historia, Ribas expresó: “¡Imaginaba que vendría gente, pero no tanta!”. Mengual contestó entre risas: “Se ha portado muy bien. Parece que llevara toda la vida en esto”. Recogió el testigo Ribas: “Es un honor estar al lado de Gemma. Es un experiencia genial y hay que aprovecharla”. Por su parte, Mengual notó que los tres años de retiro le han pasado factura. “Esta coreografía tiene bastante exigencia y me canso, pero sé que con un poco más de trabajo físico y de entrenamiento lo aguantaré”, convino.

De cara al Mundial, la pareja, que trabaja en el Centro de Alto rendimiento de Sant Cugat, se dedicará a mejorar los errores que cometieron. “Revisaremos el vídeo y veremos cuáles son nuestros puntos fuertes”, declaró Mengual. Aunque nada más salir de la piscina, ya comentó a su compañero aquellos fallos que notó dentro del agua, demostrando que no ha perdido ni una pizca de ambición. “Mejoraremos la coreografía. El objetivo en Kazán es hacerlo bien frente a los que están a nuestro nivel”, declaró.

Tras el Mundial, la nadadora tiene claro que dejará de competir, pero no descarta que esta coreografía siga teniendo recorrido. “Ayudaré a Pau a buscar una pareja”, concluyó.

Más información