Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última hora de la final de la Champions

El FC Barcelona y la Juventus de Turín se verán la caras este sábado en el Olympiastadion de Berlín por séptima ocasión en una competición continental UEFA, aunque será la primera vez que lo hagan con un título en juego y, de momento, el balance es de dos victorias para cada uno y dos empates. Los dos equipos han llegado ya a Berlín, donde han sido recibidos por decenas de aficionados ansiosos de ver cómo su equipo completa el triplete de títulos.

El delantero argentino Leo Messi y el brasileño Neymar dirimirán además una batalla personal, la de ser el máximo goleador de la competición. Messi acumula diez goles y aventaja en uno a Neymar, pero está empatado con el delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, que marcó el tanto del empate de su equipo ante la Juventus de Turín, pero que no le sirvió para estar en la pelea por defender su condición de máximo goleador del año pasado, cuando marcó 17 goles.

Por su parte, el uruguayo Luis Suárez buscará cerrar las heridas abiertas durante su temporada en la ciudad condal y durante toda su carrera. Fue precisamente en la Champions donde se estrenó como goleador del club, pero también donde dejó para la polémica unos supuestos improperios racistas dirigidos, precisamente, a Evra, ahora en la Juve, por los que recibió ocho partidos de sanción.

Esta será la octava final de la Champions para el Barça. Tres de ellas fueron derrotas que derivaron en una crisis de identidad, mientras que los cuatro los triunfos tuvieron la continuidad del éxito. El Barça, que hasta 1992 no conquistó la primera Copa de Europa, ha entrado de pleno derecho entre los mejores del continente, merced a las cuatro orejonas conquistadas en 1992, 2006, 2009 y 2011.

La última hora de la final de la Champions

Tantas finales —algunas ganadas, otras no—, dan para muchas historias personales. Como la de Carlos Naval, utillero, y Joaquim Ibarz, delegado del Barcelona. Ambos perros viejos dentro de la estructura blaugrana —llevan, respectivamente, desde 1980 y 1983 en el club— han vivido los cuatro mencionados triunfos.

Pese a que el Barcelona es, en principio, superior a la Juve, los italianos no se lo van a poner fácil: La Juve tiene la defensa menos goleada de la Champions; tiene futbolistas que saben lo que es jugar una final; su mnáximo goleador, Tévez llega más entonado que nunca.

Pero el propio portero del Juventus Gianluigi Buffon ha destacado que el Barcelona es el claro favorito para ganar: "Un equipo que tiene jugadores como Messi, Neymar y Luis Suárez, incluso a Iniesta justo detrás de ellos, es imposible que no sea favorito", ha declarado.

Su entrenador, Massimiliano Allegri, ha situado  el "termómetro" de la final en el centro del campo, donde esperan imponerse para así poder frenar mejor a Messi y poder ganar un título que sería el colofón a una temporada ya de por sí "brillante".

Pero si alguien tiene motivos para estar en vela ante la final es Patrice Evra, el lateral izquierdo francés del Juventus. A sus 34 años, el galo afronta su quinta final de la Liga de Campeones, pero solo cuenta con un título.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información