Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiereza caribeña de Bacca toma Varsovia

El colombiano con dos goles, el segundo el de la victoria, se consagra como uno de los delanteros más cotizados del fútbol europeo

Carlos Bacca: Europa League Ampliar foto
Bacca celebra uno de los goles.

Con un movimiento estudiado, Bacca comenzó a escribir su gran noche en Varsovia. Reyes recibió la pelota en el medio del campo y a la vez que este giraba sobre sí mismo, el colombiano inició el desmarque entre los dos centrales del Dnipro. A la carrera, ya con el balón controlado, sentó a Boyko y marcó a puerta vacía. Ese movimiento y esa definición en la que combinó velocidad, potencia y habilidad es lo que le ha colocado ente los delanteros más cotizados de la Liga española.

Su segundo tanto, el de la victoria, fue otro gran movimiento. Otro de esos desmarques por el medio, esta vez interpretado por Vitolo, lo resolvió con un zurdazo contundente. Eufórico, Bacca se colgó la bandera colombiana de su cuello. No le importó la tarjeta amarilla que le mostró el británico Martin Atkinson. “Estoy muy feliz por el título, era nuestro objetivo. Se lo dedico a Dios, a toda la gente de Colombia, a mi familia, a mi mujer. Es algo único. Quiero disfrutar de este momento. Pude ayudar con dos goles pero lo importante es que el equipo logró el título”.

En dos temporadas, Bacca se ha convertido en uno de los grandes referentes del vestuario del Sevilla. Se codea con los pesos pesados en los viajes, con los que juega al póker. Reyes, Aleix Vidal Vidal o Beto. Carriço le acusa de “roncar” demasiado cuando comparten habitación, aunque su gran compadre es Vitolo.

Los dos goles de anoche han disparado su cotización. El Atlético de Madrid, que ya intentó su fichaje el verano pasado y el Manchester United van a pujar fuerte por él. Bacca está muy integrado en Sevilla. Vive en la casa de Luis Fabiano, el goleador brasileño al que ha hecho olvidar y que le dejó un recuerdo en la piscina del domicilio: el escudo del Sevilla incrustado en los azulejos del fondo. Su religiosidad la ve colmada en la capital hispalense donde le maravilla la Semana Santa. En Sevilla, Bacca tata de explicar que la Colombia caribeña de la que procede, nació en Puerto Colombia, “imprime un carácter especial”. El mismo que ya han probado la mayoría de los centrales de la Liga española y anoche los del Dnipro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información