Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mikel Landa, el esperado

Cuando la generación de Contador, Valverde y Purito empieza a envejecer, surge de las faldas del Gorbea el ciclista que puede heredar su carga

Mikel Landa gana la etapa del Giro de Italia Ampliar foto
Mikel Landa, en el podio, después de ganar la etapa de Madonna di Campiglio. AFP

Contador está serio, Aru sonríe y Landa duerme. Pinzolo. Madonna di Campiglio. Día de descanso del Giro. Entre las dos y las cuatro de la tarde.

Contador tiene el Giro ganado; Aru está feliz con ser segundo; a Landa se le espera. “Es el hombre del futuro del ciclismo español, pero que nadie se acelere. El ciclismo es como la universidad. Uno puede ser el alumno más brillante del mundo, pero debe ir siempre curso a curso”, dice de Mikel Landa, su alumno aventajado, Giuseppe Martinelli, el director del Astana, quien ha decidido que el día de descanso solo participe Fabio Aru, su líder sardo, en la conferencia de prensa del equipo. “No es porque temamos que le va a hacer sombra al líder [en Italia circula la especie de que Landa, más fuerte, acabará por delante de Aru en la general: el alavés lo niega. “Lo daré todo por mi líder”, dice]. Es para preservar a Landa de la presión. Todos los corredores deben crecer tranquilos y no se puede juzgar a ninguno hasta ver cómo se desarrolla”.

Clasificación general

1. ALBERTO CONTADOR (ESP/Tinkoff-Saxo) 60:01:34.

2. Fabio Aru (ITA/Astana) a 2:35.

3. Andrey Amador (CRC/Movistar) 4:19.

4. MIKEL LANDA (ESP/Astana) 4:46.

5. Leopold Konig (CZE/Team Sky) 6:36.

6. Yury Trofimov (RUS/Katusha) 6:58.

7. Damiano Caruso (ITA/BMC Racing) 7:10.

8. Maxime Monfort (BEL/Lotto) 8:20.

9. Giovanni Visconti (ITA/Movistar) 9.53.

10. Alexandre Geniez (FRA/FDJ) 10:03.

En un extraño momento de nostalgia expansiva durante una conferencia de prensa en la que apenas sonrió, en la que apenas rompió un cierto laconismo, Contador, quien piensa en la retirada después de ganar una vez más Giro, Tour y Vuelta, contó que la otra noche se puso a pensar en su carrera, en cómo había empezado corriendo contra gente como Leipheimer, Evans y Armstrong; cómo después se midió con los de su generación, con Nibali o Andy Schleck y cómo al final le toca pelear con los jóvenes, con Nairo, con Aru, con Landa. Contador tiene 32 años; Valverde, 35, y Purito, 36. Landa ha cumplido 25 en diciembre.

A Landa, de Murgia (Álava), a los pies del Gorbea, el ciclismo español le estaba esperando desde amateur, desde que, a los 20 años, terminó quinto en el Tour del Porvenir de 2010 que ganó Nairo Quintana. Siguiendo el recorrido canónico de los ciclistas vascos pasó por el Orbea para llegar al Euskadi, donde dejó de vez en cuando detalles de gran escalador (como su victoria en las Lagunas de Neila de la Vuelta a Burgos a los 21 años por delante de Cobo, quien después ganaría la Vuelta, Purito y Dani Moreno) que enamoraron a la afición y a los directores de otros equipos. Cuando el Euskaltel desapareció, Landa, estudiante de arquitectura, dijo no a la oferta del Movistar y se fue al Astana, donde cada año dejaba su pequeñito detalle de clase, como una victoria en el Bondone en 2014, por ejemplo.

“Pero le faltaba continuidad”, dice Martinelli. “Hasta este año, en que me ha sorprendido por su regularidad”. Este año, 2015, comenzó para Landa con una enfermedad que retrasó su debut hasta finales de marzo, pero luego ganó una etapa del País Vasco y en la general del Trentino solo le superó Richie Porte. “He madurado”, admitía Landa después de ganar en Madonna di Campiglio, donde dejó claro a Aru que estaba más fuerte, y a Contador, casi. “Ha madurado”, repite Martinelli. “Es más profesional. Hace lo que hay que hacer. Antes se entrenaba más por intuición, por sensaciones. Ahora sigue sin desviarse la planificación de su entrenador, Paolo Slongo”.

El hombre del futuro

  • Mikel Landa. Nació en Vitoria el 13 de diciembre de 1989. Tiene 25 años.
  • Orbea. Debutó en 2010 como profesional. Quedó quinto en el Tour del Porvenir.
  • Euskadi. En el equipo vasco entre 2011 y 2013, ganó una etapa de la Vuelta a Burgos.
  • Astana. Corre desde 2014 en el equipo kazajo. En 2015 ha ganado una etapa de la Vuelta al País Vasco y otra, el domingo pasado, del Giro

Veterano en todo, Martinelli habla del pasado y del presente, pero no del futuro, que desconoce. No sabe aún si Landa será el líder del Astana en la Vuelta, donde acudiría como el Mesías, ni tampoco está seguro de que el alavés seguirá en el Astana, donde termina contrato, o viajará al Sky. “Son decisiones del mánager, Vinokúrov”, dice Martinelli. “Sí que sé que seguramente acabarán Aru y él segundo y tercero en el Giro, que era nuestro objetivo: desde el principio sabíamos que Contador era intocable”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información