Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal ve “difícil” un acuerdo que frene la huelga

Cardenal dictaminará entre hoy y mañana si el parón de las competiciones es nulo.

Es más complicado que un juez de lo Social evite ejercer un derecho fundamental

Florentino Pérez a su salida de la asamblea extraordinaria de la Liga. Ampliar foto
Florentino Pérez a su salida de la asamblea extraordinaria de la Liga. EFE

El futuro inmediato del fútbol español depende de dos decisiones capitales. Para que este fin de semana haya Liga, el Consejo Superior de Deportes (CSD) tiene que decidir antes del viernes que el parón definitivo de las competiciones decretado por la Federación es nulo. Esta primera condición es más previsible. La segunda, que la Audiencia Nacional conceda mañana miércoles las medidas cautelares solicitadas por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) respecto a la huelga de futbolistas, es más complicada.

 El CSD, órgano dependiente del Gobierno, fallará seguramente hoy o mañana a favor de la patronal porque nunca va ir en contra de su propia legislación. Más peliagudo es que un juez determine que una huelga es ilegal o que conceda medidas cautelares para evitar que se cumpla un derecho fundamental. Los argumentos tienen que ser muy consistentes para que un magistrado dictamine que una huelga no se lleve a cabo. La patronal ha esgrimido en su escrito dirigido a la Audiencia Nacional que el paro sindical planteado es “político e ilegal”, al entender que es contra un decreto ley y no contra cuestiones laborales que pueda negociar.

Para hoy está previsto un acto de conciliación en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) al que acudirán la Liga, la AFE y la Federación. Ninguna de las partes es optimista respecto a este encuentro. “Cuando me citaron para el acto de conciliación no sabía si personalmente iba a ir. Iré, pero veo difícil que haya un acuerdo. Estamos tendiendo la mano para sentarnos, pero no creo que haya conciliación”, advierte Javier Tebas, presidente de la Liga. “Es muy pronto para decirlo, pero vamos con la intención de llegar a acuerdos, no solo en este acto, sino en los próximos días también”, replica Luis Rubiales, presidente de AFE.

Si el pasado jueves los jugadores componían una imagen de fuerza y unidad situándose a la espalda de su presidente para apoyar la huelga, ayer fue la patronal la que escenificó ese mismo paisaje de fuerza y unidad para detenerla. Florentino Pérez, Miguel Ángel Gil, Fernando Roig, Amadeo Salvo y la gran mayoría de presidentes del fútbol profesional hicieron acto de presencia en la sede de la LFP para respaldar a Tebas en la defensa del real decreto que regulariza la venta centralizada de los derechos audiovisuales y en las medidas legales emprendidas contra el parón indefinido de las competiciones decretado por la FEF y la huelga convocada por AFE.

“Manifestamos el apoyo al real decreto ley. Supondrá un beneficio a todos los clubes de fútbol y aficionados. Tiene beneficios y no es cierto que los jugadores pierdan ningún derecho. Los futbolistas están mal informados. Hemos ratificado con los presidentes la nulidad de lo aprobado por la AFE y denunciado la huelga ilegal que se quiere hacer”, dijo muy seguro Tebas, al que la huelga le parece “de chiste”.

 

Carta de la AFE a afiliados

Cronología del conflicto

6 de mayo. La Federación anuncia el parón indefinido de todas las competiciones a partir del 16 de mayo y la AFE decreta la huelga.

8 de mayo. La Liga, que ya había denunciado a la Federación ante el Consejo Superior de Deportes, hace lo propio con la AFE ante la Audiencia Nacional al considerar ilegal la huelga.

12 de mayo. Acto de conciliación en el SIMA al que acudirán Liga, Federación y sindicato.

13 de mayo. La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional tiene que decidir si mantiene la huelga o adopta medidas cautelares que la frenarían.

Para el presidente de la patronal esta huelga y el parón de las competiciones es una maniobra orquestada desde la Federación en sintonía con la AFE. “Instamos a la Federación a que deje de hacer las actuaciones que está realizando. Sobre la AFE, nos sentaremos a hablar sobre cualquier cuestión, pero teniendo siempre en cuenta lo acordado en esta reunión y en este ámbito. Hay un convenio colectivo y solo negociaremos sobre él”, abunda Tebas, que también se refirió al presidente de la Federación, Ángel María Villar, como “un señor feudal que se cree que esto es su cortijo”. Más conciliador se mostró el presidente del CSD, Miguel Cardenal: “Invitamos a las partes que tienen algún punto de disconformidad a que lleguen a un punto de acuerdo. Es una ley que han pedido insistentemente todas las partes y que han requerido todos los agentes del fútbol”.

 Mientras la patronal y el CSD reforzaba su mensaje, el sindicato de futbolistas trataba de convencer a los planteles que se han manifestado en contra o podían tener dudas sobre la huelga. La AFE, entre otros, mandó emisarios a Soria para hablar con los jugadores del Numancia y a Vitoria para contactar con los del Alavés. El sindicato tiene contabilizados entre 37 y 38 de los 42 vestuarios que hay entre Primera y Segunda más todos los de Segunda B. La AFE ha enviado cartas a sus afiliados al constatar que algunos clubes han mentido a sus jugadores al decirles que la intención del sindicato era derogar el decreto y obtener su porcentaje del dinero del 93% del reparto destinado a los clubes y no del 7% restante.

 

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información