Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla es el italiano

El Fiorentina de Joaquín, Borja Valero, Marcos Alonso y su estilo de toque amenazan al tricampeón, que tiene la duda de Beto en la portería y a Krychowiak con máscara

Sevilla - Fiorentina Ampliar foto
Joaquín entrena con sus compañeros del Fiorentina en el Sánchez Pizjuán. AFP

Emery nos ponía tantos vídeos que se me acabaron las palomitas. Estuve tres años con él. Cuatro ya no podía”, ha declarado Joaquín, jugador de la Fiorentina, en una semana muy especial para él. Andaluz y bético, el extremo lidera a un equipo italiano que se mide al Sevilla en la ida de las semifinales de la Liga Europa (21.05, Cuatro).

En pleno reencuentro entre Joaquín y Emery (juntos en el Valencia tres temporadas) y con media Sevilla bética buscando camisetas de la Fiorentina, el tricampeón quiere más en su competición favorita. Si la pasada campaña fue el Valencia el rival, ahora los de Emery se encuentran con un histórico de la Liga italiana moldeado por la mano de su técnico, Vincenzo Montella.

Un equipo que poco tiene que ver con el tradicional fútbol que se practica en Italia. Al menos con el tópico de los técnicos y aficionados de media Europa. “La Fiorentina es un equipo muy distinto de los del resto de Italia. Les gusta tener el balón y ser ambiciosos”, aclara el delantero Bacca, al que que adornan 20 goles en la Liga y cuatro en la Liga Europa.

El Fiorentina quiere el control del partido desde la posesión", afirma Emery

“Será una eliminatoria preciosa entre dos equipos con historia y dos estilos distintos. Ellos siempre quieren imponer su estilo y lo intentarán hacer en nuestro campo. Quieren la posesión de balón para mantener el control del balón”, afirma Emery, quien lleva desde el sábado por la noche viviendo intensas sesiones de vídeos con los partidos de la Fiorentina. “Me preocupan los movimientos de Mario Gómez, las subidas de sus laterales o la entrada desde la segunda línea de jugadores como Borja Valero”, añade el preparador vasco.

En pleno intercambio de papeles, es el Sevilla el equipo que presenta un perfil más italiano en su estilo. “Es un equipo muy agresivo y fuerte. Roba y sale con rapidez. Es poderoso en su estadio. Nosotros sabemos que tenemos un partido de vuelta y jugaremos con esa mentalidad”, aclara el propio Joaquín, que recibirá la visita de toda su familia en Sevilla.

Joaquín es uno de los tres futbolistas españoles que tiene la Fiorentina. Los otros dos Borja Valero y Marcos Alonso, aunque el chileno Matías Fernández y el argentino Gonzalo Rodríguez (ambos ex del Villarreal) también tienen la nacionalidad española. Quinto clasificado en la Serie A, la Fiore ha jugado con valentía las difíciles eliminatorias que le han tocado esta temporada tanto en la Copa de Italia como en la Liga Europa. En la Copa, ganó 0-2 en casa de la Roma y 1-2 en la de la Juventus. En la Liga Europa, la Fiorentina ha eliminado al Tottemhan (1-1 en Londres), a la Roma (0-3 en el Olímpico de la capital) y al Dinamo de Kiev (1-1 en Ucrania). “Vamos a intentar que no marquen fuera de casa por primera vez en la competición”, recalca Bacca.

El Sevilla cuenta con la importante baja del central Pareja, lesionado de gravedad, y mantiene una duda en la portería. Beto todavía sigue sufriendo las secuelas de la lesión que le produjo Benzema en su hombro el pasado mes de febrero. Rico, que despertó algunas dudas frente al Madrid el pasado sábado en Liga, ha cumplido con las expectativas hasta el momento. El mediocentro Krychowiak jugará con una llamativa máscara y liderará a este Sevilla a la italiana que busca la final de Varsovia. “Lo que más me gusta de este Sevilla es su experiencia internacional y su juego aéreo. Roba y sale muy rápido”, expuso Vincenzo Montella, entrenador del conjunto viola.

De los cuatro semifinalistas de la Liga Europa, no es el Sevilla el que más faltas ha hecho a lo largo de la competición. Los andaluces han hecho 155 en 12 partidos, pero el Dnipro, otro semifinalista, ha llegado a las 210. Curiosamente, los dos equipos italianos han hecho menos faltas que sus rivales. El Nápoles, 134, y el Fiorentina, 130. Mientras, Joaquín llegó al Ramón Sánchez Pizjuán con una amplia sonrisa y con ganas de hacer feliz a los béticos que le siguen aclamando como un auténtico ídolo.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información