Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Alba: “¡Siempre igual, siempre a mí!”

El lateral defiende su inocencia tras ser expulsado por Mateu Lahoz, que le acusa de haber protestado sus decisiones

Lahoz expulsa Alba. / G (REUTERS) / Vídeo: Sogecable

En España no hay un derbi con más cicatrices que el de la Ciudad Condal. Se acumulan en la historia de Liga 50 tarjetas rojas, 23 para el Barcelona y 27 para el Espanyol. Una sangría. Ayer Mateu Lahoz expulsó a Jordi Alba, en el minuto 55, y al final a Héctor Moreno, uno por equipo; a los dos futbolistas por doble tarjeta amarilla, a los dos “por protestar una decisión mía” según consta en el acta del árbitro de colegio valenciano Mateu Lahoz. “Quería ser protagonista y lo ha conseguido”, definió Sergio Busquets al final del partido, al ser preguntado por la actuación del colegiado.

Jordi Alba salió del campo indignado y se le pidió su versión al abandonar el Power8. “o, versión no hay. Hay lo que ha pasado y me han dicho que se ve muy claro en la tele. Entiendo que me saque la primera tarjeta, porque protesto y es córner, no tengo razón, además. Pero, ¿la segunda? Solo le digo ‘siempre a mí’, nada más. No he dicho nada más”. E insistió desesperado: “Solo he dicho: ‘Siempre igual, siempre a mí’”, dijo el lateral barcelonista.

Visiblemente molesto, insistió: “Eso no es un motivo de expulsión. Llevo varios partidos que siempre que le habló bien, con educación y respeto, salta a la primera. Para otro partido sé cómo actuar, la culpa es mía”, se lamentó. Alba es el tercer jugador del Barcelona que sale expulsado en un partido de Liga esta temporada, después de Mascherano ante el Elche y Dani Alves contra el Rayo Vallecano.

Da igual, el error es mío. Lo importante es que hemos ganado con un hombre menos. Agradezco el esfuerzo a los compañeros”

Jordi Alba

Informado de las declaraciones de Busquets, Alba no quiso entrar en valoraciones. “Me guardo la opinión. Lo que sé es que no había razón para la expulsión, no le he faltado al respeto. Reconozco que soy un jugador de temperamento fuerte y a veces me equivoco, pero ¿hoy? ¡Para nada!”. Lamentó que no sea la primera vez que tiene problemas con Mateu, pero no entró en detalles. “Da igual, el error es mío. No pasa nada. Lo importante es que hemos ganado con un hombre menos y agradezco a los compañeros su esfuerzo. Por culpa mía no hemos podido mantener el ritmo”, dijo. Lahoz ya le amonestó esta misma temporada por idéntico motivo —“protestar una decisión mía”— el 22 de marzo en el partido disputado en el Camp Nou ante el Real Madrid.

“No estoy aquí para juzgar árbitros”, dijo Luis Enrique, que se tomó a broma la expulsión de Alba, cuando se le preguntó si estaba disgustado con la actitud de su jugador. “Me ha dicho que solo le dijo ‘siempre a mí’ a Mateu y eso, a no ser que sea el título de una película de terror, no es expulsión”, ironizó el asturiano.

El colegiado, en el redactado del acta, también recoge el lanzamiento desde la grada de un palo de aluminio de “al menos un metro de largo” que no llegó a impactar con nadie. Igualmente, y según desveló Quique Iglesias, de la Cadena COPE, el árbitro pidió perdón a alguno de los jugadores del Espanyol tras reconocerles que se había equivocado al conceder el segundo gol del Barça, en el que Luis Suárez estaba en fuera de juego al recibir el pase de Iniesta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información