Empate y lesión grave de Musacchio

Getafe y Villarreal logran un punto que les acerca a sus objetivos; el central argentino se lesiona de gravedad en el tobillo izquierdo

Musacchio, retirado en camilla
Musacchio, retirado en camillaChema Moya (EFE)

Diego Castro se ponía las manos en la cara. Vio de cerca el tobillo izquierdo totalmente desplazado de su rival. Musacchio, el central del Villarreal, a falta de un cuarto de hora para el final del encuentro, se doblaba totalmente el pie izquierdo tras un resbalón. Llevaba pocos minutos en el terreno de juego el argentino sustituyendo a Bailly que contaba con una cartulina amarilla. Todo le sale mal a Marcelino en el último tramo de temporada. Contempló de cerca el técnico asturiano el tobillo de Musacchio a su paso en camilla camino del vestuario. Y su semblante no pudo disimular su perplejidad. La lesión de Musacchio paralizó a ambos equipo, les concedió una tregua. Al argentino se lo llevaron directamente al hospital debido a la presumible gravedad de la lesión con una posible fractura de tobillo.

GETAFE, 1 - VILLARREAL, 1

Getafe: Guaita; Vigaray, Naldo, Alexis, Roberto Lago; Lacen, Juan Rodríguez; Pedro León, Diego Castro (Emi, m. 87), Hinestroza (Sarabia, m. 61); y Álvaro (Babá, m. 89). No utilizados: Jona; Velázquez, Sarabia, Arroyo y Álex Felip.

Villarreal: Asenjo; Mario, Bailly (Musacchio, m. 58), Dorado, Jokic; Rukavina, Pina, Trigueros, Moi Gómez (Cheryshev, m. 67); Uche (Giovani, m. 62) y Gerard Moreno. No utilizados: Juan Carlos; Jaume Costa, Jonathan dos Santos y Campbell.

Goles: 0-1. M. 51. Uche de penalti. 1-1. M. 64. Diego Castro.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes. Amonestó a Trigueros, Bailly, Rukavina, Juan Rodríguez, Musacchio, Giovani y Naldo.

Unos 8.000 espectadores en el Coliseum Alfonso Pérez.

El empate final no disgustó demasía al Getafe y el Villarreal, conseguían un pequeño paso más hacia sus divergentes objetivos. Se anularon en una primera mitad sin ritmo ni juego y se equilibraron en el segundo acto cuando intentaron ir a por los tres puntos.

Aplicando las rotaciones, por conveniencia o por disgusto tras el nefasto partido de tres días atrás ante el Espanyol, Marcelino cambió de arriba abajo la alineación realizando siete cambios. Poco cambió en el Villarreal que busca reencontrarse, castigado en la temporada por las lesiones de gravedad como la segunda de Musacchio o la de Bruno en la parte final de su recuperación.

Cerca de alcanzar los objetivos ambos equipos, en racha el Getafe y con la salvación a tiro tras una temporada convulsa, deprimido el Villarreal en las últimas jornadas aún así instalado cómodamente en la sexta posición, el partido debía resultar un acto reivindicativo, sin ataduras tácticas, atractivo de ver con buenos futbolistas en el terreno de juego. Hubo poco de todo en la primera mitad. El Villarreal en su línea actual, sin frescura y confianza, falto de fluidez, previsible en el despliegue.

Sin claridad ofensiva, con orden le bastó al conjunto de Marcelino para frenar a un Getafe demasiado contenido, más pendiente de no dar concesiones al rival que de provocar situaciones en el área de Asenjo que, a los dos minutos de juego, vio pasar a un palmo de su portería un obús lanzado por Pedro León en una falta lejana. No hubo más sustos por parte del Getafe en el primer acto, tampoco los padeció en defensa a pesar de la frecuente presencia del Villarreal en el área de Guaita, sin inquietar apenas al portero valenciano salvo un tiro de Uche al principio y de Gerard Moreno al final del primer acto.

Mejoró el encuentro en la segunda mitad, con más ritmo en ambos equipos, condicionado por un penalti de Lacen a Uche tras interponerse el argelino con intención de despejar cuando el nigeriano iba armar el disparo. Decretó pena máxima el colegiado. Lacen intentaba explicar que fue Uche quien golpeó su pie y no al revés. El mismo Uche batió a Guaita y rompía la negativa racha del Villarreal de cuatro partidos sin marcar.

Necesitaba el Getafe incrementar la intensidad, esmerarse en la creación, aumentar la velocidad en el juego. Y a ello se aplicó y no tardó en igualar el marcador tras un centro templado de Roberto Lago rematado con suavemente de cabeza por Diego Castro. Ya no hubo marcha atrás. Los dos equipos querían más. Con los tres cambios efectuados, Musacchio tuvo que abandonar el terreno de juego directamente al hospital. Y ya no hubo más.

Fractura de peroné de Musacchio

J. PÉREZ

Las exploraciones realizadas en un hospital de Madrid, confirmaron los peores augurios para Mateo Musacchio en el diagnóstico final: fractura distal de peroné con desplazamiento de tobillo izquierdo. Una lesión de dificultosa recuperación, más grave que la sufrida por Bruno Soriano, que necesita de intervención quirúrgica y que le mantendrá alejado de los terrenos de juego por un periodo no inferior a los cinco meses. “El partido queda en un segundo plano. No pensé que la lesión de Mateo era tan grave, pero cuando me acerqué a la camilla y vi que había sangre me asusté. Las imágenes son escalofriantes. Esperemos que la operación salga bien y ayudarle entre todos en la recuperación”, confesó Marcelino nada más concluir el partido ante el Getafe.

En la misma línea y a través de las redes sociales, se manifestaron los jugadores amarillos. “Muy jodidos hoy, día muy difícil para nosotros… Muchísimo ánimo, volverás mucho más fuerte y seguirás siendo el mejor”, expresó Denis Cheryshev en Twitter conocida la gravedad de la lesión de su compañero. Por la misma vía le llegaron desde Londres los mejores deseos de Santi Cazorla. “Mucho ánimo a mi amigo Mateo Musacchio. Espero que sea lo menos grave posible crack. Un fuerte abrazo y mucha fuerza”, le desea el centrocampista del Arsenal ex del Villarreal.

Un nuevo contratiempo para el central argentino de 24 años que dos semanas atrás debutó con la selección albiceleste ante el Salvador en Washington. Es la segunda lesión que Musacchio sufre en la temporada. Una elongación del bíceps femoral de su pierna derecha y posterior recaída le dejó fuera de los terrenos de juego durante un periodo de tres meses. En el Villarreal esperan que la recuperación de Musacchio no tenga complicaciones y poder contar con el central para el inicio del próximo curso.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS