Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vitolo: “En el Barça todo depende de Messi”

El sevillista Vitolo, durante la entrevista. Ampliar foto
El sevillista Vitolo, durante la entrevista.

Víctor Machín Pérez (Las Palmas; 1989), más conocido como Vitolo, era un niño de lo más inquieto. Su madre, asustada, lo llevó al médico. “Métalo en alguna actividad deportiva”, le dijo. Y María lo puso a jugar al fútbol. Ahora es internacional absoluto y uno de los máximos exponentes de este Sevilla que le quiere complicar la Liga al Barcelona (20.00 horas) en uno de los partidos más importantes que le quedan al campeonato.

Pregunta. Así que es usted futbolista gracias a su madre.

Respuesta. Pues sí. Mi madre me hizo futbolista. Yo no paraba en mi casa y ella estaba flaca de todo lo que corría detrás de mí. Me apuntó en el Árbol Bonito, un equipo de mi barrio, de alevín. Y de ahí hasta ahora.

P. Y una de las claves de su fortaleza física es el plátano con gofio que le prepara su madre.

Cuando Neymar me pidió mi camiseta me pregunté que para qué la querría”

R. Bueno, creo que sí. En Las Palmas siempre iba a casa a comer y ella me lo hacía casi todos los días. Me decía que todo lo que corría era por el plátano con gofio que me preparaba. El plátano se chafa y se toma con gofio [harina de cereales] y azúcar. Está impresionante.

P. Ahora rompe registros físicos en un gran Sevilla, ha sido internacional absoluto y reciben al Barcelona con la mente puesta en la Liga de Campeones.

R. Sin duda estoy en el mejor momento de mi carrera. En mi primer año en Las Palmas hice alguna tontería con las salidas nocturnas y luego tuve una grave lesión. Me ayudó para entender que el fútbol me tenía que dar de comer y pude cambiar a tiempo.

En Las Palmas hice tonterías con las salidas nocturnas. Pude cambiar a tiempo”

P. Ya no es el futbolista desconocido que le pidió la camiseta a Neymar el año pasado.

R. Bueno. Jugaba mi primer partido contra el Barcelona y me quería llevar la camiseta de un jugador bueno. Se la pedí a Neymar y cuando me iba para dentro me llamó. ‘¡Vitolo!, quiero tu camiseta¡’, me dijo. ¿Para qué querrá mi camiseta?, pensé. Ahora soy un poco más conocido. No es que sea un futbolista de moda, pero he crecido y estoy jugando bien.

P. El Madrid tiene todos los ojos puestos en el Sevilla para que le ganen al Barcelona. La Liga pasa por Nervión.

R. No pensamos en si vamos a beneficiar al Madrid si ganamos. Queremos hacerlo por el Sevilla y poder jugar la próxima temporada la Liga de Campeones.

Vitolo celebra un gol con Reyes y Gameiro. ampliar foto
Vitolo celebra un gol con Reyes y Gameiro. AFP

P. Tendrá enfrente a Alves. ¿Todo lo que le ha pasado esta semana con su renovación le puede afectar?

R. La trayectoria de Alves es increíble. Nos mediremos mucho los dos. Lo está pasando mal con la renovación, pero un jugador de esa calidad se evade de lo que le ocurre fuera del campo.

P. Y vuelve Rakitic.

R. Iván es espectacular. Se echó al equipo a las espaldas el año pasado para ganar la Liga Europa.

P. Este Barcelona no tiene un patrón definido de juego. ¿Es un buen momento para ganarle?

R. Bueno. Es el líder, pero estamos bien e invencibles en casa. Todo depende de Messi.

P. ¿Por qué?

R. Porque es el mejor jugador del mundo y el mejor que yo he visto en un campo. Él solo te cambia un partido. Si no aparece tendremos nuestras opciones.

P. Con muchos jugadores del Barça coincidió en la selección.

R. Gente sana y de mucha calidad. Me quedo con todos, pero me sorprendió Busquets por su cercanía y naturalidad. Y claro, me alucinó el dominio del balón de los jugadores del Barcelona. Creo que en la selección se entrena como hacen ellos en su equipo. Todo era a uno y dos toques con el balón. Al principio me costó cogerle el rollo.

P. Llevan 10 partidos seguidos sin poder ganarle al Barcelona. ¿Sabe que en 1940 el Sevilla le ganó a los blaugrana 11-1 en Nervión?

R. Ni idea de una cosa ni de la otra. ¿Once goles? Uff. Otros tiempos, sin duda. Ahora me conformo con ganar 1-0 y con un gol en propia puerta.

P. Dicen que Unai Emery, su técnico, es muy pesado.

R. Es verdad. Pero también que es un pedazo de entrenador que me ha hecho mejor futbolista. Me ha enseñado a defender.

P. ¿Cómo lleva que Sevilla no tenga playa?

R. Regular. Pero está cerca. Cádiz y Huelva están a una hora. Y cuando tengo más de un día de descanso me voy a Las Palmas.

P. A por el gofio.

R. Eso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información