Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 citas para conocer al campeón

El Barça parte con ventaja de cuatro puntos, pero con un calendario más complejo que el de un Madrid reactivado ● El Valencia y el Atlético serán jueces en la lucha por el título

Luis Suárez golpea el balón en el último Barça-Real Madrid. Ampliar foto
Luis Suárez golpea el balón en el último Barça-Real Madrid.

A falta de 10 jornadas, puede parecer sentenciada la Liga, pero no lo está. El ejemplo es cercano. A estas alturas de la temporada pasada, el Madrid era líder a tres puntos del Atlético, que saldría campeón, y a cuatro del Barça. El conjunto azulgrana llega ahora con el viento en la cola al tramo decisivo, también con cuatro puntos d distancia, a expensas del pie dañado de Messi y de alargar hasta el último tramo el dulce momento de su principal estrella. Pero se enfrenta a un calendario complejo, sobre todo por la salida al Sánchez Pizjuán en la jornada 31 ante el Sevilla (el 11 de abril); la llegada una semana después del Valencia al Camp Nou (19 de abril); y, en la penúltima jornada, la visita al Calderón a un Atlético capaz de todo (17 de mayo).

Al Barcelona, primero con 68 puntos, se le ha valorado poco su defensa. Y, sin embargo, esa ha sido una de las claves de su liderazgo: haber recibido tan solo 17 goles en 28 jornadas, nueve menos que el Real Madrid y cinco menos que el Valencia, el segundo mejor defensor del campeonato. Además de los patinazos en las contrataciones del central Vermaelen y del lateral Douglas, el fichaje de Mathieu (20 millones por un central de 30 años) fue también muy cuestionado, aunque su actuación haya sido aceptable: 20 partidos y un gol, de cabeza ante el Madrid. La sobriedad del portero Bravo, la contundencia de Mascherano y Piqué, y la forma recuperada de los laterales, Dani Alves y Jordi Alba, han sustentado el esqueleto azulgrana, exuberante también en el ataque más goleador del campeonato: 80 goles, 57 de ellos repartidos entre sus tres delanteros (Messi, 32; Neymar, 17, y Luis Suárez, 8).

10 citas para conocer al campeón

De la derrota en la pasada jornada en el Camp Nou (2-1), el Madrid salió a cuatro puntos del líder, pero con la moral reforzada. La vuelta de Modric para recobrar la estabilidad en el centro del campo, así como el inminente regreso de James (buenas dosis de profundidad) reactiva el optimismo del cuadro de Ancelotti para el recorrido final. Retratados los 28 partidos anteriores, el Madrid ha estado a la altura azulgrana en efectividad ofensiva: 78 goles, 56 de ellos repartidos entre Cristiano (31), Benzema (13) y Bale (12). Pero el punto débil del conjunto blanco viene de la retaguardia: 26 tantos encajados, el peor en esta faceta de los cuatro primeros clasificados. El calvario de Casillas, abucheado en su propio estadio, y las distintas lesiones de Pepe y Sergio Ramos, han derribado el dique de una defensa expuesta por un mediocampo muy volcado al ataque, sin la contención de Modric, ausente más de tres meses por lesión.

Al Madrid se le concentran las teóricas dificultades entre las jornadas 35ª y 36ª, entre la visita al Sevilla en el Sánchez Pizjuán el 3 de mayo y la llegada al Bernabéu del Valencia una semana después, el día 10.

El Valencia ha ganado seis de los últimos siete partidos. El séptimo fue un empate en el Calderón (1-1) del que salió convencido de merecer el tercer puesto que ocupa. Se siente poderoso, física y mentalmente, sin el desgaste de la participación en otras competiciones de sus tres rivales. El conjunto de Nuno solo ha encajado 22 goles gracias a una defensa recitada de carrerilla por sus aficionados: Barragán, Otamendi, Mustafi y Gayà, protegidos por un Diego Alves en estado de inspiración. El gol es mucho más democrático que entre sus adversarios, liderada la tabla de goleadores por un mediocampista (Parejo, con 9) y sin que los delanteros hayan alcanzado las cifras esperadas (Alcácer, siete, y Negredo, tres). Al equipo de Nuno le queda visitar el estadio de los dos grandes.

De la derrota en la pasada jornada en el Camp Nou (2-1), el Madrid salió a cuatro puntos del líder, pero con la moral reforzada

El Atlético afronta el último tramo impulsado por la renovación de su entrenador, Diego Simeone, hasta 2020 (a la espera de que también firmen sus colaboradores, Mono Burgos y El Profe Ortega). Y con el enorme reto, aunque también desgaste, de medirse al Madrid en los cuartos de final de la Champions (el 14 en el Calderón y el 22 en el Bernabéu). Su pelea es asegurar el tercer puesto: llega igualadísimo con el Valencia, con un punto menos, un gol más a favor y uno más en contra. Y un calendario algo más sencillo, pues solo le queda el Barça, el 17 de mayo en el Calderón, y también una visita espinosa al Madrigal el 29 de abril.

Respecto a estas alturas del curso pasado, el cuadro de Simeone ha notado el peso de las ausencias en la portería (Courtois, pese al buen rendimiento de Moyá) y en la delantera (Diego Costa). Entonces sumaba 11 goles más y encajaba siete tantos menos. Entre Griezmann (14), Mandzukic (12) y Torres (uno) han tenido que cubrir los 22 tantos de Diego Costa.

Más información