Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tito Vilanova entra en juego en el ‘caso Neymar’

La declaración de Bartomeu ante el juez, matizada a la prensa, compromete al técnico

Bartomeu Ampliar foto
Bartomeu, en un acto oficial.

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, afirmó ante el juez Pablo Ruz que si se adelantó una temporada el fichaje de Neymar por el club azulgrana fue por deseo expreso del entrenador Tito Vilanova. A juzgar por la declaración de Bartomeu del pasado 13 de febrero, desvelada ayer por la Cadena SER, se podría deducir que el sobrecoste de la contratación del delantero brasileño se atribuiría al ya fallecido técnico del Barcelona. Así, durante su comparecencia por el proceso de fraude fiscal y administración desleal que se sigue en la Audiencia Nacional contra su persona, la del expresidente Sandro Rosell y el Barcelona, el presidente alude a la visita que los directivos hicieron en 2013 a Vilanova en Nueva York, cuando estaba “enfermo” y “en tratamiento de quimioterapia”, y a su decisión de atender la petición del responsable técnico del Barça.

Bartomeu, sin embargo, considera que tal interpretación es “mala, está hecha con muy mala intención”. Y añadió: “No me gusta que se juegue con la memoria ni con el nombre de Tito Vilanova”, fallecido el 25 de abril de 2014. “Tito no es responsable de nada, sino de haber traído al jugador y creo que no se equivocó; fue un acierto suyo. Ante el juez solo dije la verdad: que los técnicos nos habían pedido adelantar la incorporación de Neymar”, imprescindible para el técnico, que abogaba por el traspaso de Villa. “Tito”, reiteró el mandatario, “nos pidió un central y a Neymar”

El presidente azulgrana, sin embargo, se refiere hasta tres veces a Vilanova en su declaración de tres horas ante Ruz y responsabiliza a los ejecutivos de club sobre la toma de decisiones porque “los directivos tenemos cargos institucionales y de representación; no disponemos de ordenadores ni de códigos de acceso, no damos instrucciones de si se contabiliza o no”. El presidente, que señaló a su antecesor Sandro Rosell como el negociador de los siete contratos firmados en el fichaje de Neymar, ordenó nada más llegar al cargo en enero de 2014 a los encargados de la fiscalidad de la institución que trabajaran con “riesgo cero”.

La imputación de Bartomeu, para quien el fiscal pide dos años y tres meses —para Rosell solicita siete años y seis meses—, se basa en un informe de Hacienda que calcula un fraude de 2,8 millones de euros. El coste total de la operación, si se atienden a los diferentes conceptos, superaría los 95 millones, después de un contencioso y un proceso tan complejo que provocará seguramente la convocatoria de una asamblea extraordinaria para dar cuenta a los socios de la versión del club, de acuerdo con las intenciones expresadas ayer por Bartomeu.

Asesores jurídicos del club insistieron en que la declaración de Bartomeu para nada quería comprometer a Vilanova sino que en el fondo especificaba que la incorporación de Neymar obedecía a criterios puramente deportivos. Acaso sorprende en algunos medios, además de la torpeza o errores en la estrategia, las interioridades que cuenta Bartomeu para intentar contentar las preguntas de la Audiencia. “No se trata de quitarse de encima la responsabilidad”, reiteran, “sino de reiterar que en el proceder del club nunca hubo mala fe”. El Barça reitera que el de Neymar no es un caso de delito sino de discrepancias tributarias y, por tanto, las peticiones del fiscal José Perals son “injustas y desproporcionadas”.

Archivados los espionajes

El titular del juzgado de instrucción número 24 de Barcelona, por su parte, archivó la causa que atribuía al expresidente barcelonista Joan Laporta el espionaje de directivos durante su mandato. En la causa habían quedado imputados Joan Oliver, director general en el último mandato de Laporta, y Xavier Martorell, que fue responsable de seguridad del Barça. El juez considera en su auto —puede ser recurrido—, que no ve indicios de delito porque entiende que los servicios prestados por la agencia de detectives Método 3 fueron por trabajos reales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información