Euroliga | Top 16 | Real Madrid, 93-Alba Berlin, 62

El Madrid sella su billete a cuartos

Los de Laso superan con firmeza al Alba (93-62) y encarrilan el factor cancha en el cruce previo a la Final Four

Alex Renfroe salta junto al madridista Ayon.
Alex Renfroe salta junto al madridista Ayon.D. Pozo / AFP

Sin prisa pero sin pausa, con menos alardes que el curso pasado pero mayor sensación de cuajo competitivo y marcando territorio antes que nadie. El Madrid selló su billete a cuartos con cuatro jornadas de margen y dejó encarrilado el factor cancha en la eliminatoria que supondrá el último obstáculo de cara a la Final Four de mayo en el Palacio. Los de Laso superaron a un Alba Berlín diezmado por las bajas con la aplicación de todos y la magia de Sergio Rodríguez. Fue el 21º triunfo de los blancos en los 22 partidos que llevan disputados en 2015. Serio al principio, sonriente al final y solvente siempre. El Madrid luce vigoroso.

Rudy celebró su galardón de mvp del mes de febrero en la Euroliga estrenando el marcador de tres en tres, con un dos más uno y dos triples de su catálogo que sirvieron para que el Madrid cogiera el mando del partido con tanta sencillez como firmeza (23-11, m. 8). El Alba llegaba a la cita sin tres piezas clave de su engranaje: el base Hammonds y los interiores McLean y Radosevic. Demasiadas ausencias ante semejante enemigo. Mucho desajuste para un equipo metódico al que le tocó bailar en el Palacio sin sus mejores galas. No se compadeció el conjunto de Laso que aceleró los trámites.

Los de Sasa Obradovic se destartalaron al primer envite del subcampeón de Europa, concedieron un puñado de contraataques a los blancos y desistieron antes de intentarlo. El Madrid comenzó a carburar y resolvió la contienda en un santiamén. La intensidad de Llull (cinco asistencias en el primer cuarto), la seguridad de Ayón y Felipe, las primeras filigranas de Sergio Rodríguez y los bingos episódicos de Carroll consolidaron una renta que resultó inabarcable para el conjunto alemán (39-27, m. 16). Apenas la faena de Banic en la pintura y los arrebatos de puntería de Renfroe y King permitieron rechistar al Alba, pero cada acercamiento fue una ilusión óptica. No hubo muchos y se acabaron tras el descanso.

Real Madrid, 93-Alba Berlin, 62

Real Madrid (27+19+24+23): Rivers (7), Rudy (11), Reyes (8), Ayón (10) y Llull (12) -equipo inicial-, Carroll (13), Bourousis (6), Slaughter (2), Maciulis (5), Campazzo, Nocioni (10) y Rodríguez (9).

Alba Berlín (18+21+7+16): Giffey (6), Banic (5), Redding (14), Wohlfarth (9) y Renfroe (7) -equipo inicial-, King (10), Freese (1), Seiferth (4), Vargas y Akpinar (6).

Árbitros: Eddie Viator (FRA), Srdan Dozai (CRO) y Petros Papapetrou (GRE). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada del Grupo E del Top 16 de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard Center) ante 8.021 espectadores. Rudy Fernández recibió, antes de comenzar el partido, el trofeo como mejor jugador (MVP) del mes de febrero de la Euroliga.

El Madrid buscaba sellar el acceso a los cuartos de final y alicatar el primer puesto del grupo, circunstancia que se le resiste históricamente. Desde que la Euroliga estrenara el formato del Top 16 hace 14 temporadas, los blancos sólo han conseguido rematarlo como líderes en 2011 coincidiendo con la espantá de Messina. Hace dos cursos, rumbo a la Final Four de Londres, los de Laso cayeron en tres de las últimas cuatro jornadas de esta fase. Y, hace un año, tras dar caza al CSKA perdieron en Kaunas contra todo pronóstico en la última jornada. En esta ocasión, parece más atado que nunca a falta de cuatro jornadas, con dos partidos de ventaja sobre su perseguidor más cercano, el Barça (+24 en el partido de la primera vuelta), y dos encuentros por disputar en el Palacio ante Maccabi y Zalgiris.

Para ir ultimando las gestiones, pasaportaron al Alba a la vuelta de la caseta con un contundente parcial de 9-0, con cinco puntos de Rivers y cuatro de Ayón, que terminó de desanimar a los de Obradovic (55-39, m. 23). En otro de su afamados arreones del tercer cuarto, el Madrid noqueó a su rival con un concluyente 24-7 que retrató la distancia que separaba a los contendientes (70-46, m. 30). Se acerca el tramo decisivo del maratón y el conjunto de Laso marcha firme y conoce el camino.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50