Un arsenal en la sede de los Bukaneros

Los agentes se incautan de 416 bengalas y la peña decide no acudir al partido frente al Levante como señal de protesta

Bengalas requisadas por la policía en la sede de los Bukaneros.
Bengalas requisadas por la policía en la sede de los Bukaneros.

Un registro policial en la sede de los Bukaneros, los ultras del Rayo Vallecano, en la calle Dolores Folgueras se saldó ayer con todo un arsenal: 416 artefactos incautados. Entre ellos señales, bengalas, bengalas de navío, tracas y seis baterías pirotécnicas, según analizaron los Tedax. Los agentes acudieron a esa especie de centro social convertido en templo de los aficionados del equipo de fútbol de Vallecas antes del partido que les enfrentaba con el Levante. “Se venían produciendo alteraciones del orden en los últimos tres meses”, aseguran fuentes policiales. La intervención se produjo cuando, en un control rutinario, varias personas accedieron al establecimiento con unos paquetes que resultaron ser cientos de bengalas. “No es de nadie”, aseguraron al ser preguntados algunos de los 200 aficionados que en ese momento, como en las horas previas a cada partido, abarrotaban el local.

El registro supuso la retención durante al menos una hora, entre las 17.00 y las 18.00 de la tarde, de muchos de los aficionados que esperaban acudir al encuentro y compraban camisetas, no todos miembros de los Bukaneros.

La consecuencia es que el fondo sur del estadio del Rayo se quedó mucho más desierto que de costumbre, porque muchos renunciaron a acudir al partido.

Los últimos incidentes graves con los Bukaneros se produjeron en la brutal reyerta del Manzanares en la que murió el ultra del Riazor Blues el pasado 30 de noviembre. Entonces, dos de ellos fueron detenidos por participar en la “riña tumultuaria”, adonde teóricamente habían ido para apoyar a los ultras del equipo gallego, también de ideología de extrema izquierda frente a los del Frente Atlético, de extrema derecha.

Algunos aficionados denunciaron "el perjuicio que se ha realizado a los comercios y bares de las calles cortadas que no han podido hacer el buen negocio habitual de días de partido".

Sobre la firma

P. O. D.

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS