Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Premier pincha en Europa

El poderío económico inglés contrasta con su escasa competitividad fuera de las islas

El técnico del Arsenal, Arsène Wenger, durante la derrota contra el Mónaco. Ampliar foto
El técnico del Arsenal, Arsène Wenger, durante la derrota contra el Mónaco. AP

Es la primera vez, según Deloitte, que todos los clubes de la Premier están en la lista de los 40 más ricos del mundo. Y más que lo estarán a partir de 2016, cuando les caiga el maná de la nueva venta de los derechos televisivos (6.900 millones en tres años). Sin embargo, los clubes ingleses siguen pinchando en Europa. En la ida de los octavos de final de la Champions, el Chelsea empató en el Parque de los Príncipes ante el PSG colgado de los guantes del meta Courtois (1-1); el City no dijo ni mu ante el Barça en el Etihad (1-2); y el Arsenal “se suicidó”, según su entrenador, Arsène Wenger, ante el Mónaco de Leonardo Jardim (1-3). En el caso de Wenger, de 65 años, sería la quinta eliminación consecutiva en octavos de final, un técnico muy cuestionado, el último dinosaurio de los banquillos en Europa (lleva desde 1996 como jefe de los gunners) tras la marcha el pasado curso de Alex Fergusson del Manchester United después de 27 años.

A los jugadores y técnicos ingleses les faltan conceptos tácticos”

César Sánchez, exfutbolista

La prensa británica bucea entre las causas del fracaso europeo de la Premier sin llegar a conclusiones. ¿Autocomplacencia?, ¿ombliguismo? ¿o es que se invierte poco en la formación del talento porque es más fácil comprarlo?

Entre 2008-09 y 2014-15, la Liga española ha alcanzado 17 semifinales europeas, con 8 finalistas y seis títulos, según un estilo del diario The Guardian. Casi dobla en semifinalistas a La Premier (9) por siete de la Bundesliga y solo dos de la Liga italiana. La edad dorada de la Premier fue entre 2004-05 y 2007-08, cuando el Liverpool y el Manchester conquistaron la Copa de Europa, el Chelsea perdió una final y el Middlesbrough también sucumbió en una final de la Liga Europa.

“Cuando estaba en el Madrid, queríamos que nos tocaran equipos ingleses. Eran más fáciles que los alemanes o los italianos”, confiesa César Sánchez, exportero del Madrid, el Tottenham y el Valencia. “El producto fútbol lo venden como nadie”, razona César. “Es apasionante ver la Premier: juego directo, dinámico, sin interrupciones... Y son unos genios del merchandising. En eso han evolucionado mucho. Muy por delante de nosotros. Otra cosa es cuando salen a jugar fuera de Inglaterra”. Entonces surgen los problemas. “¿Por qué ningún futbolista inglés triunfa fuera de las islas?”, se pregunta retóricamente Sánchez. “Porque tanto a los jugadores como a los entrenadores les faltan conceptos tácticos básicos”, se responde el exguardameta y ahora ya entrenador titulado.

De 2008 a 2015

Títulos europeos: seis de equipos españoles, dos ingleses, un alemán y un italiano.

Finalistas: ocho españoles, cinco ingleses, cuatro alemanes y un italiano.

Semifinalistas: 17 españoles, nueve ingleses, siete alemanes y dos italianos.

Partidos jugados entre españoles e ingleses en este periodo: 48, de ellos 20 victorias españolas, 12 inglesas y 16 empates. Los españoles suman un 52% de triunfos.

También en lo que respecta a la portería. “Lo que ellos consideran un gran portero es un tío que mida más de 1,87 centímetros, que le pegue muy fuerte al balón y que cubra mucho campo”, prosigue Sánchez. “El futbolista inglés debe incorporar conceptos básicos. En eso les llevamos mucha ventaja [los españoles]”.

La Premier ha fichado en los últimos años a reputados jugadores y entrenadores, pero subyace la cultura inglesa, su manera de entender el fútbol. Y la falta de una formación de base. “Tenemos mucha mejor formación”, abunda César, “nuestros equipos llegan a casi todas las finales de las categorías inferiores, cosa que no sucede con los ingleses”.

“El Chelsea y el Manchester City tienen calidad suficiente para enfrentarse a equipos de inferior nivel”, insiste César, “pero cuando se enfrentan a rivales de su misma calidad con un mejor funcionamiento colectivo, la diferencia es abismal a favor de estos últimos, como le sucedió el martes al Barça en el Etihad”.

La Premier ha inflado el precio de los futbolistas. Tampoco significa que sean los mejores. Una docena de futbolistas españoles gana más dinero en la Championship (la Segunda inglesa) de lo que ganarían en la Primera española. “Pero, afortunadamente, la inversión económica no lo es todo en el fútbol. Un gran jugador puede influir en un 10% en el juego de su equipo. Intervienen muchos más factores”, remata Sánchez.

Más información