Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El coche no tiene problemas estructurales”

Alonso dice que su nuevo McLaren ha dado “un gran paso adelante” tras acabar 32 vueltas

Fernando Alonso, en boxes del circuito de Jerez. Ampliar foto
Fernando Alonso, en boxes del circuito de Jerez. efe

“Un gran paso adelante”. Ese fue el balance que hizo Fernando Alonso en su cuenta de Twitter de su segundo y último día de entrenamientos en Jerez al volante del McLaren MP4-30. La primera tanda de ensayos de pretemporada de este 2015 la cerrará hoy Jenson Button, con la intención de confirmar los avances que la alianza entre la escudería de Woking (Gran Bretaña) y Honda, su nuevo suministrador de motores, llevó a cabo ayer. El piloto asturiano, que ya no tiene previsto volver a acercarse al circuito, terminó el último en la tabla de tiempos, a más de 14 segundos del más rápido (el brasileño de Sauber, Felipe Nasr), pero las sensaciones que dejó el prototipo plateado fueron significativamente mejores que las del domingo y el lunes, cuando entre él y su compañero sólo alcanzaron a dar 12 vueltas. Esta vez, Alonso consiguió completar 32, con una serie de 10 consecutivas, antes de que un problema hidráulico en la refrigeración le obligara a detener el coche. Esto ocurrió poco después de mediodía, y el bólido ya no volvió a salir a pista debido al martirio que supone extraer el propulsor.

Carlos Sainz también cerró su participación en el trazado andaluz con un total de 136 vueltas, mientras que Nico Rosberg volvió a ser el que más kilómetros completó (151 vueltas), en un Mercedes que parece ser todavía más competitivo que el del año pasado. En las tres sesiones realizadas, Mercedes ya acumula 1.755 kilómetros, por los 1.175 de Sauber, los 1.127 de Toro Rosso y los 601 de Red Bull, entre otros, mientras que McLaren está en 194. “Lo más preocupante no es eso, sino que el primer día ya pudieran dedicarse a ensayar cambios de ruedas”, argumentó Éric Boullier, director de McLaren.

El asturiano terminó el último en la tabla de tiempos, a más de 14s del más rápido

A estas alturas, los departamentos técnicos no paran. Los equipos se organizan en dos turnos de 12 horas. Cada tarde, nunca antes de las seis, el pelotón que se encarga de cubrir la noche coge el testigo de sus compañeros, que unas horas más tarde abandonarán la pista para irse al hotel a dormir. Ese ajetreo es común en todos los garajes, y con más razón en el de McLaren.

El proyecto con Honda es ambicioso y es normal que genere algunas dudas porque la metodología de las dos compañías no tiene nada que ver. La marca japonesa sigue su protocolo, ese que se escribe a partir de la filosofía del paso a paso, primero hay que resolver el problema número uno y después analizar el números dos, y la británica es consciente de que la F-1 de hoy no tiene nada que ver con la de hace años, y que la rapidez de cintura se ha convertido en una de las cualidades más necesarias.

Fernando nos ha dicho que es estable”, asegura Boullier, el director del equipo

“Haber podido salir hoy a las nueve de la mañana ha sido muy importante. Hemos rodado y hasta dado una serie de 10 vueltas seguidas que nos han confirmado que el coche no tiene problemas estructurales. Fernando nos ha dicho que es estable”, aseguró Boullier. “Evidentemente que no hemos estado en pista todo el tiempo que queríamos, pero ha ido mucho mejor que los días anteriores”, añadió el técnico francés, que también confirmó que la avería que sufrió el monoplaza estará reparada por la mañana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información