Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, líder mundial en fichajes de menores

Un 22% de los traspasos internacionales de adolescentes en 2014 acabó en clubes españoles

El holandés Mink Peeters, en un partido del Madrid juvenil. Ampliar foto
El holandés Mink Peeters, en un partido del Madrid juvenil. AS

Un 22% de todos los fichajes internacionales de menores en 2014 (1.607) acabaron en un equipo español. Así lo refleja un informe económico elaborado por la FIFA, que registró 400 peticiones procedentes de España para inscribir a futbolistas que no habían alcanzado la mayoría de edad, de las cuales 48 fueron rechazadas por incumplir alguna de las excepciones que amparan este tipo de inscripciones. En segundo lugar, a mucha distancia de la competición española, se encuentra Portugal, con 188 solicitudes, 212 menos que España. Es la primera vez que la FIFA desgrana públicamente el número de inscripciones de menores extranjeros, tanto de amateurs como de profesionales. Es el segundo año que España lidera esta clasificación.

España, líder mundial en fichajes de menores

El informe de la FIFA al que ha tenido acceso este periódico recoge el balance de todos los traspasos registrados por el FIFA TMS, tanto de jugadores mayores de 18 años como de menores, en el sistema de registro online oficial de los movimientos del mercado mundial creado en 2010. España fue el país que más dinero ingresó en 2014 por traspasos (586 millones), un 16,4% más que en 2013, y también fue el segundo que más gastó (625 millones) por detrás de Inglaterra (1.000). Pero llama la atención el elevado número de fichajes de menores de edad, que la FIFA mira con lupa: le ha costado una sanción al Barcelona y centra una investigación en curso al Real Madrid por este mismo motivo. El club blanco desgranó en un comunicado la defensa de la legalidad de sus operaciones.

Portugal, con menos de la mitad, es el segundo país que más inscripciones solicitó

El artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores FIFA estipula que estas operaciones solo serán autorizadas si se cumplen algunas de las siguientes excepciones: que los padres del menor se trasladen al nuevo país por razones ajenas al fútbol; que el traspaso del futbolista mayor de 16 años sea dentro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo (EEE); que el jugador viva a una distancia menor de 50 kilómetros de la frontera nacional y el club esté también a la misma distancia; y una última emanada de la jurisprudencia: que el jugador haya vivido en el país de forma continuada al menos los cinco años anteriores a la solicitud.

Para poder realizar este tipo de operaciones, el club debe tramitar una solicitud de inscripción del menor a la Comisión del estatuto del jugador de la FIFA explicando a qué excepción se acoge para registrar al futbolista. 21 de las 209 federaciones de la FIFA están exentas de hacer ese trámite, aunque no de comunicarlo al organismo, por lo que no se han incluido en el informe.

La mayoría se amparó en el traslado de los padres por asuntos ajenos al fútbol

En 2014, la mayoría de las peticiones de traspasos de menores (802) estuvo amparada en el traslado de los padres del jugador al mismo país por razones ajenas al fútbol. 670 fueron aceptadas y 132 rechazadas. Del resto de las aprobadas, 378 cumplían la condición de que el menor hubiera estado viviendo de forma continuada en los últimos cinco años en el país de destino.

El año pasado, el número de traspasos internacionales de menores bajó un 3% respecto a 2013 y España siguió liderando la clasificación. Potencias como Inglaterra, con 135 inscripciones, Alemania, con 82, e Italia, 45, quedaron a años luz.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información