Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fin del idilio con Olympiacos

Durante sus dos años en Atenas, el español ha logrado dos títulos de Liga y una Copa de Grecia

Apeado de Champions, el equipo iba segundo el Liga y jugaba Liga Europa

Míchel, en un partido del Olympiakos. Ampliar foto
Míchel, en un partido del Olympiakos. AS

El Olympiacos anunció ayer la destitución del entrenador español José Miguel Gonzalez, Míchel, como responsable de la primera plantilla del campeón heleno, a la que llegó en febrero de 2013. Míchel, que durante sus dos años en Atenas había logrado dos títulos de Liga y una Copa de Grecia, aupó a su equipo el año pasado a los octavos de final de la Liga de Campeones, hasta que fue eliminado por el Manchester United, que superó en Old Trafford el 2-0 de la ida.

“Olympiacos anuncia el fin de su cooperación con el entrenador Michel González. Toda la familia de Olympiacos agradece a Míchel por su contribución al club y le desea el mayor éxito en la continuación de su carrera”, señala el comunicado difundido en la página web del club del Pireo, presidido por el armador Vangelis Marinakis.

Tras un inicio de temporada con mal pie, en el que el equipo había mostrado una sorprendente debilidad en defensa, la ola de críticas contra el español se había intensificado los últimos días y tanto la afición como los medios locales le recriminaban no haber sabido combinar bien a los jugadores que tenía a su disposición. Entre las posibles causas de esta destitución también se apunta la pérdida de control de vestuario, donde tuvo un enfrentamiento directo con el exjugador del Barcelona Ibrahim Afellay, así como decisiones impopulares en los onces titulares. También el distanciamiento entre el español y el director deportivo del club, el exmadridista Christian Karembeu.

La ola de críticas contra el español se había intensificado los últimos días, tanto de la afición como de los medios locales

Este año, además, Míchel había encontrado un fuerte competidor en el PAOK de Salónica, que es ahora líder de la Liga griega. Aunque el Olympiacos ocupa actualmente el segundo puesto de la Liga con 36 puntos, uno menos que el PAOK, ni afición ni directiva estaban contentos con el rendimiento del equipo rojiblanco. El pasado domingo, los hinchas mostraron su enfado con unos jugadores y un entrenador a los que exigían más, después de la sufrida victoria en su estadio frente al Platanias de Creta por 2-1.

Esta temporada, el Olympiacos fue eliminado de la Champions en la fase de grupos. Tercero tras el Atlético y la Juventus, había descendido como tercero de grupo a la Europa League, donde continuará su periplo europeo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información