Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zubi y Puyol pagan la crisis del Barça

El presidente Bartomeu destituye al director de fútbol del club azulgrana

Andoni Zubizarreta, durante una entrevista en octubre. Ampliar foto
Andoni Zubizarreta, durante una entrevista en octubre.

La crisis en el seno del FC Barcelona entró en erupción horas después de la derrota del equipo blaugrana en Anoeta, el mismo día en que Messi se ausentó de un entrenamiento a puerta abierta alegando una gastroenteritis y seis después de que el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) confirmara la sanción que prohíbe al club fichar hasta 2016. El presidente, Josep Maria Bartomeu, destituyó a primera hora de la tarde de ayer al director deportivo Andoni Zubizarreta. Acto seguido, Carles Puyol dimitió como adjunto a la secretaría técnica. Y se da como probable el adiós de los colaboradores de Zubizarreta, Albert Valentí y Narcís Julià.

Zubizarreta llevaba cuatro años y medio en el cargo, desde julio de 2010, después de que Guardiola convenciera al entonces recién elegido presidente, Sandro Rosell, de que apostara por el exportero del Barça y del Athletic. La destitución del director deportivo se fraguaba hace semanas, sobre todo a raíz de las discrepancias que propició la sanción de la FIFA por infracciones relacionadas con la inscripción de jugadores menores de 18 años, y también por la nula participación en el equipo de dos de los últimos fichajes, el central belga Vermaelen y el lateral brasileño Douglas. El primero, lesionado, no ha debutado en partido oficial, y el segundo solo ha disputado uno de Liga, pese a los problemas que tuvo el equipo en ambas demarcaciones.

La declaración que desencadenó el cese

A la conclusión del partido de Anoeta, Zubizarreta respondió a las preguntas de Canal + en relación a la sanción de la FIFA al Barcelona por irregularidades en la contratación de jugadores menores de 18 años. Esta fue la respuesta de Zubizarreta: “Tanto Sandro, cuando era presidente, como Barto, saben que asumo siempre mis responsabilidades. A partir de ahí, como el vicepresidente deportivo que trabajaba conmigo era Bartomeu, es el que mejor conoce la situación, cómo se ha desarrollado todo el proceso. Asumir la responsabilidad significa explicarla y decir cómo se tomaron las decisiones. Pero he tenido que explicar poco porque el vicepresidente deportivo que había entonces era el presidente actual”.

Toni Freixa, uno de los directivos que había perdido más peso, solicitó una reunión de la junta para tratar sobre las medidas tras la sanción de dos periodos de mercado sin fichar. La reunión quedó fijada para mañana. Los rumores se dispararon. Planeaba la posibilidad de que la junta destituyera a Zubizarreta. Unas declaraciones del director deportivo a la conclusión del partido de Anoeta precipitaron su despido, sin someter la decisión a la consideración de los directivos en una reunión oficial. El comunicado del club fue explícito: “El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha decidido rescindir el contrato del hasta hoy director de fútbol del club, Andoni Zubizarreta”. Bartomeu anunció una rueda de prensa para el miércoles por la tarde.

Compras y ventas de Zubizarreta

2010-2011. Fichajes: Adriano (9,5 millones), Mascherano (20) y Afellay (3). Traspasos: Touré (30) y Chigrinsky (15).

2011-2012. Fichajes: Alexis (26) y Cesc (34). Traspasos: Ibrahimovic (24), Jeffren (3,7), Maxwell (3,5) y Cáceres (3).

2012-2013. Fichajes: Song (19) y Alba (14).

2013-2014. Fichajes: Neymar (86,2). Traspasos: Thiago (25), Villa (2,1) y Fontàs (1).

2014-2015. Fichajes: Ter Stegen (12), Bravo (12), Rakitic (18), Mathieu (20), Vermaelen (10), Luis Suárez (81) y Douglas (4). Traspasos: Alexis (42,5), Cesc (33), Bojan (2,1) y Dos Santos (1,5).

Total. Fichajes: 368,7. Traspasos: 186,1

Las palabras de Zubizarreta a Canal + en Anoeta inducen a pensar que Bartomeu alegará la pérdida de confianza como causa de la destitución. “De la sanción de la FIFA he tenido que explicar poco porque el vicepresidente deportivo que había entonces era el presidente actual”, afirmó Zubizarreta apuntando directamente a Bartomeu. El presidente, por otra parte, siempre se había alineado con Zubizarreta en la gestión deportiva. Zubizarreta vivió la última etapa de Guardiola como entrenador blaugrana, apostó fuerte por Tito Vilanova, luego por Gerardo Martino y, en mayo, se reunió con el entonces entrenador del Celta, Luis Enrique, a quien confió el actual proyecto.

La caída de Zubizarreta provocó la inmediata dimisión de Puyol. Tras concluir su etapa como jugador, se había integrado como ayudante de la secretaría técnica. “He decidido dar por finalizada mi relación laboral con el Barcelona. Estos tres meses y medio me han dado la oportunidad de ver el otro lado del club. He aprendido mucho, estoy muy agradecido y, ahora, quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. Quiero crecer tanto personal como profesionalmente para que, en un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa”, indica Puyol, que agradece la confianza que depositaron en él Bartomeu y Zubizarreta.

La crisis se extiende a todos los estamentos del club y la oposición exige elecciones a Bartomeu, a quien reprocha que ejerza un cargo para el que no fue elegido (relevó a Rosell, cuando éste dimitió hace un año). Bartomeu desea agotar el mandato hasta 2016. Mientras, ha promovido una sucesión de cambios en la entidad. Ignacio Mestre relevó como director general a Antoni Rossich el 23 de diciembre, y Albert Soler, director de relaciones institucionales, coordinará también el trabajo de los responsables de las áreas deportivas. Antes, Bartomeu relevó a Freixa de los cargos de portavoz y secretario del consejo y situó a Gabi Pérez al frente del departamento de seguridad. El carrusel sigue con Zubizarreta.

Comunicado de Puyol

Por el presente comunicado os quiero anunciar que he decidido dar por finalizada mi relación laboral con el Fútbol Club Barcelona.

Estos tres meses y medio me han dado la oportunidad de ver el otro lado del club. He aprendido mucho, estoy muy agradecido y, ahora, quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. Quiero crecer tanto personal como profesionalmente para que, en un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa y devolveros todo lo que me habéis dado durante estos inolvidables años. Sigo enormemente agradecido a los empleados, directivos, presidente y a la dirección deportiva por confiar y ayudarme en esta transición que no me resulta nada fácil. Y sobre todo a la afición, que si ya como jugador la he sentido siempre muy cerca, ahora, desde mi retirada, la siento mucho más todavía.

Me hubiese gustado poder despedirme de todos con las botas puestas, pero la vida no es siempre como uno desea.

He sido y soy muy afortunado de sentir tanto cariño, por eso solo puedo deciros GRACIAS y que sepáis que siempre os llevaré en mi corazón.

Visca el BARÇA.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información