Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSD deja en el aire la subvención de la federación de fútbol

El Consejo evalúa negativamente el proyecto del organismo que preside Villar

Villar, en una imagen de archivo.
Villar, en una imagen de archivo. Cordon Press

Después de tres años sin hacerlo, la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha vuelto a solicitar al Consejo Superior de Deportes (CSD) la subvención anual para 2015, casi tres millones de euros. Para ello presentó un proyecto que no ha sido muy valorado por el CSD. La documentación y presupuesto entregados por la RFEF obtienen 12 puntos sobre 40 en la evaluación final, una pobre nota justificada por la “poca elaboración” y el escaso rigor del plan.

En el análisis del CSD suspenden tanto el proyecto deportivo como el presupuesto aportado. Este último es calificado de “insuficiente y poco riguroso para poder estudiarlo adecuadamente”. Según el Consejo, se repiten las mismas cifras que el año anterior y los gastos son idénticos en todas las partidas. En total, la federación prevé unos gastos totales de más de 127 millones de euros, 3,8 más que en 2014. Casi la totalidad de este incremento se imputa a funcionamiento federativo. En las partidas de Alta Competición, Programa Estatal y Formación las cantidades presupuestadas son las mismas que en el curso anterior, a pesar de que hay 24 actuaciones más previstas.

Tampoco sale bien parado el proyecto deportivo presentado. Según el CSD, los apartados están “muy poco elaborados y no cubren el mínimo exigible”. Los evaluadores echan en falta algo más de documentación. Sí que califican de “exigentes” los objetivos marcados para las distintas selecciones de fútbol. La federación considera que los equipos de categorías inferiores, como los de sub-19 o sub-17 (masculinos y femeninos), deben optar a ganar los campeonatos en los que participan o conquistar medalla, incluida la selección española absoluta de mujeres, que participa en un Mundial por primera vez, lo que la calificaría para los Juegos de Río 16.

Tres años sin subvención

La federación que preside Ángel María Villar solicita 2.928.293,50 euros, exactamente la misma cantidad que devolvió en 2012, cuando el secretario de Estado para el Deporte y presidente del CSD, Miguel Cardenal, pidió a Villar que renunciase al dinero. Era la época más dura de los recortes y esos fondos aliviarían a federaciones menos boyantes. Los dos años siguientes, 2013 y 2014, el fútbol no demandó tampoco subvención pública. Eran los tiempos también de las buenas relaciones entre Villar y Cardenal.